Critica Encinas apoyo de Obama a reforma energética

El senador dijo que el reconocimiento del presidente estadunidense trata de "maquillar" la desaprobación que el 70 por ciento de la población mexicana tiene hacia la reforma energética.
Alejandro Encinas, senador del PRD.
El senador Alejandro Encinas. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El senador, Alejandro Encinas, reprobó el espaldarazo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la reforma energética aprobada en México, al señalar que es el "premio del imperio a sus súbditos".

De acuerdo al legislador, el reconocimiento hacia Peña trata de "maquillar" la desaprobación que el 70 por ciento de la población mexicana tiene hacia la reforma energética y se da en la coyuntura en la que el Gobierno Federal quiere ahora de privatizar el agua para facilitar a los particulares la extracción de gas shale por medio del método de fractura hidráulica.

El senador se refirió al elogio que hizo Barack Obama a Peña Nieto en el marco de la Cumbre de la Américas que se efectúa en Panamá, donde el estadounidense resaltó la decisión del gobierno mexicano de impulsar la reforma energética el año pasado.

Encinas Rodríguez señaló que dichas expresiones solo muestran la total subordinación que existe en el Gobierno Mexicano hacia los intereses económicos de las grandes potencias, los organismos internacionales y las empresas extranjeras.

Hizo notar que no es la primera ocasión que el presidente Peña va a mostrar al exterior el "cascarón" de un México que sólo existe en la mente del titular del Ejecutivo, pues este gobierno pretende llevar a toda costa un proyecto económico y social que está resultando bastante costoso.

"Peña Nieto y su gabinete están decididos a implementar todas las órdenes que las grandes corporaciones les dicten pese a la protesta social, el desencantamiento político y la crisis económica; aspectos a los cuales nunca se refieren en este tipo de eventos internacionales", estableció.

El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos del Senado manifestó que el reconocimiento hacia Peña trata de "maquillar" la desaprobación que el 70% de la población mexicana tiene hacia la reforma energética, según encuestas del PRD.

Diría que el "servilismo" que muestra el titular del Ejecutivo en el ámbito internacional y la indiferencia con la que trata las denuncias de la sociedad mexicana es porque el imperio premia a sus súbditos, mientras Peña ignora al Pueblo mexicano.