Alcaldesa quiere imponer su “ley” en tema de seguridad, dice PRI

Diputados priistas critican que 785 elementos no tengan la patente policial que otorga la Universidad de Ciencias de la Seguridad, lo cual, calificaron como un "insulto a la ciudadanía".
El diputado Cienfuegos pidió al Ayuntamiento arreglar el problema de los policías.
El diputado Cienfuegos pidió al Ayuntamiento arreglar el problema de los policías. (Agustín Martínez)

Monterrey

La bancada local del PRI criticó a la alcaldesa de Monterrey por tratar de imponer su "Ley Margarita" por encima de la Ley de Seguridad, al mantener trabajando a 785 policías sin patente policial, lo que, según dijeron, es "un insulto a la ciudadanía".

Tras revelarse que este miércoles se efectuó la reunión entre el municipio y la Universidad de Ciencias de la Seguridad, que dejó como resultado la comprobación de que casi 800 elementos estarían fuera de la legalidad, diputados locales arremetieron contra la alcaldesa por manifestarse con mentiras y no obedecer la ley.

Fue el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, Francisco Cienfuegos Martínez, quien lanzó la primera crítica al señalar que la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes ha tratado de imponer su ley en el municipio por encima de las leyes de seguridad existentes.

"¿Qué ejemplo está ella dando?, ¿que todas las corporaciones estén fuera de la ley? Es tanto como tener un grupo ajeno, integrado en la corporación de la Policía de Monterrey, es una falta de respeto a los ciudadanos, a los propios funcionarios, por eso la ciudadanía pierde la fe y la confianza en sus gobernantes, porque le sacan vuelta a la ley.

"Ellos tienen que tener la acreditación, la patente que otorga la Universidad de Ciencias de la Seguridad, así dice la ley en Nuevo León, a lo mejor la 'Ley Margarita' no dice así, a lo mejor ella quiere aplicar su propia ley, pero aquí no es así", expresó.

Señaló que esta situación es una falta de respeto para los ciudadanos del municipio de Monterrey, por lo que el Ayuntamiento debe solucionar ya el problema y retirar de las calles a estos elementos ilegales.

"Creo que es una falta de respeto de la alcaldesa Margarita Arellanes hacia los ciudadanos que representa, es una falta de respeto a los elementos policiacos que forman parte de esa corporación, es una falta a la gobernabilidad del municipio de Monterrey...

"Yo lo he señalado, hay una serie de implicaciones jurídicas y legales que la autoridad correspondiente tendrá que detallar y conocer de ellas... Yo vuelvo a hacer un llamado al municipio de Monterrey una vez más para que si la autoridad estatal está poniendo de su parte para que haya un diálogo, para que juntos se construyan los puentes y los lazos en beneficio de la seguridad del municipio de Monterrey, que tome el camino del bien y de construir, al final del día quien pierde es el habitante del municipio".

En el mismo sentido se manifestó el líder de la bancada local del PRI, Édgar Romo García, quien dijo que, de mantenerse el municipio de Monterrey sin poner en orden la situación jurídica de sus elementos, podría ser causal de un juicio político.

"Creemos que esto es una alerta roja para la comunidad, porque todos aquellos que sean objeto de aplicación de autoridad por parte de los policías, que sean arrestados, que sean detenidos, prácticamente están siendo privados de manera ilegal de su libertad...

"La alcaldesa está incumpliendo con la Ley de Seguridad Pública, con los parámetros que se establecen para tener policías debidamente capacitados, hay un incumplimiento de la ley, que si se hace consuetudinario podría ser objeto de juicio político, porque el estar incumpliendo continuamente esta ley lleva a consecuencias de incertidumbre jurídica de los ciudadanos y no le aporta nada a la seguridad pública", dijo.

Mientras que el municipio de Monterrey presume tener mil 058 elementos, la Universidad de Ciencias de la Seguridad solamente registra 273 con la patente policial.