Aislados y sin alimentos, 33 norcoreanos de buque

Aunque los tripulantes del "Mu Du Bong", quienes llevan viviendo 10 meses en el navío, gozan de libre tránsito, no han sido vistos por la gente que habita en los alrededores.

Tuxpan

La comida se acaba, no duermen en hoteles y se encuentran en una situación precaria, a pesar de que el gobierno mexicano aseguró que vela por las condiciones en las que está la tripulación del buque Mu Du Bong, que se encuentra retenido en Tuxpan, Veracruz, desde julio de 2014.

Uno de los 33 norcoreanos que están a bordo del navío confirmó que llevan viviendo ahí desde hace 10 meses y alertó desde lo alto del barco: “¡No food! (sin comida)”.

Aunque la ciudad de Tuxpan es pequeña, no es fácil llegar al buque, porque se encuentra bajo el resguardo de la Marina.

El barco está frente a las instalaciones de la Marina y de la Policía Federal y a pesar de que gozan de libre tránsito, los 33 norcoreanos se encuentran prácticamente aislados.

Cuando a la gente se le pregunta por la embarcación Mu Du Bong, la cual pesa 6 mil 700 toneladas y tiene 131 metros de largo, los habitantes saben del caso; sin embargo, cuando se pregunta acerca de si los han visto, de su amabilidad, o si han intentado platicar con ellos, responden que no.

A decir de la población, a los 33 tripulantes asiáticos no se les ve caminando o comiendo en las calles de Tuxpan.

En los hoteles aledaños al puerto, los gerentes negaron que alguno de ellos hubiera estado hospedado en sus habitaciones.

Los pescadores y lancheros  comparan el buque norcoreano con otros casos: “No los he visto”, dijo Víctor Manuel Achabal, pescador de la población en la que habita desde hace 69 años.

“Dicen que tienen la libertad para andar ahí, pero que yo los haya visto abajo no. A veces de otros barcos se ve que anden en las orillas, en el centro, aquí no.

“Siempre los veo ahí trepados. Ahí están todos, no en un hotel”, agregó tras mencionar que no sabe si alguien les proporciona algunos víveres.

Mientras un residente de la zona, quien vive justo frente al navío retenido, relató: “No hay movimiento, nada, se ve siempre el buque completamente aislado de todo, nadie se acerca, ni las lanchas. Ni los buques que vienen a descargar maíz y sorgo”.

Habían pasado solo unos minutos desde que se les preguntó a algunos miembros de la tripulación norcoreana sobre su estado de salud, del número de las personas a bordo y de si tenían suficiente comida, cuando elementos de la Armada se acercaron para realizar una inspección.

La tripulación alcanzó a confirmar que estaban a bordo del buque los 33 tripulantes, pero que la comida no es suficiente.

Fue cuando llegó una lancha con un funcionario de la Marina, acompañado por otros cuatro elementos, dos de ellos armados. Era la lancha marcada con el número 10006.

Sin preámbulos, el funcionario afirmó: “Están hablando con ellos”.

—¿Está prohibido hablar con ellos?

—No.

—¿Cuál es su nombre y cargo?

Pero no respondió

—¿Cometieron (los norcoreanos) algún delito y por eso no pueden irse?

—No.

Minutos antes, se acercó otra lancha, con dos elementos de seguridad de la marina portuaria, quienes justificaron que se acercaron como parte del operativo de Semana Santa.

En las instalaciones donde opera el director del Puerto, Alberto Orozco, se buscó al funcionario para que diera una postura sobre la situación por la que atraviesan los 33 norcoreanos.

Sin embargo, personal de la dependencia local justificó la ausencia del encargado: “Noooo, son más de las 3 y es viernes, ya se fue y no regresa. Ahora el lunes, pero en horario de oficina”.

Se pidió apoyo con otro funcionario y solo mencionó que se encontraba el de guardia, pero que en ese momento era su horario de comida.

En tanto, los tripulantes de la embarcación Mu Du Bong esperan que su situación migratoria se resuelva para regresar a casa.

:CLAVES

SENADO PIDE INFORME

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado demandó un informe a la Cancillería sobre el diferendo con Norcorea, al señalar que el país asiático ha exagerado en su posición.

La panista Gabriela Cuevas indicó que hasta ahora en el Senado no hay información oficial del caso, pero todo parece indicar que el buque generó un daño ambiental en Veracruz.

Agregó que más bien parecería exagerada la postura que ha adoptado el gobierno de Norcorea: “Sí consideramos que es exagerada la postura de Corea del Norte”.