Agua gratuita, solo del grifo

Restauranteros consideran que la reforma aprobada en la ALDF para multar a quienes cobren a sus comensales el consumo de agua, no cambiará las opciones que se ofrecen al público.

Ciudad de México

La comercialización de agua embotellada coloca a este producto en el menú de algunos restaurantes; pedirle agua a los meseros puede resultar en un cargo de 17 pesos o más, al igual que cualquier refresco.

Ante la modificación a la Ley de Establecimientos Mercantiles que aprobó la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, para sancionar a los establecimientos que cobren el consumo de agua a sus comensales, algunos restauranteros comparten la forma en que los clientes solicitan el producto, y cómo los meseros ofrecen opciones.

Asauth Bazan, gerente del restaurante “De Mar a Mar”, ubicado en la Zona Rosa de la Ciudad de México, comparte que cuando los comensales piden agua, por instrucción, los meseros de este establecimiento ofrecen la opción de servir agua de grifo o llevar a la mesa agua embotellada.

“La mayoría de los restauranteros no tenemos problema con esto, porque cuando el cliente pide agua le damos las dos opciones”, comenta Bazan, quien considera que la iniciativa de la asamblea capitalina no representará una pérdida al sector.

“Aquí lo que llama la atención es el trasfondo, el saber por qué a los legisladores les interesa esta regulación”, agrega.

En el restaurante Olive Garden, la dinámica para servir agua es la misma. Carlos Muñoz, gerente del establecimiento, comenta que en su experiencia los clientes saben que el agua embotellada se cobra, y que la del grifo no, sin embargo prefieren pagar.

“Cuando piden agua, los meseros hacen hincapié, si desean agua de grifo o embotellada. Pero la gente prefiere agua embotellada, quizá les da más seguridad”, comenta Carlos Muñoz, gerente del establecimiento.

En ambos establecimientos, el grifo de la llave cuenta con filtro, tema que también aborda la modificación a la ley, ya que los negocios que no cuenten con este sistema, podrían hacerse acreedores a una multa que va de los 25 a los 123 días de salario mínimo.

En el California Pizza Kitchen, Alejandro Alanis, responsable en turno, comenta que hasta el momento no tienen conocimiento de esta modificación a la ley.

“Por lo pronto seguimos ofreciendo agua embotellada, pero también si el cliente lo pide se sirven vasos con agua".