La agresión, con saña: Galindo; se deslinda la Ceteg

Los victimarios “traían petardos, cohetones, armas blancas y el azote”, acusa el funcionario; la disidencia afirma que no fueron los atacantes.
Uno de los policías que fue atropellado por un desconocido durante los enfrentamientos del domingo pasado en Chilpancingo.
Uno de los policías que fue atropellado por un desconocido durante los enfrentamientos del domingo pasado en Chilpancingo. (Alejandrino González/AP)

México y Chilpancingo

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró que hubo "saña" en los sucesos de violencia del domingo pasado en Chilpancingo, en los que siete policías federales resultaron lesionados por las agresiones de maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y embozados.

Los profesores retuvieron y golpearon a los agentes federales, y además quemaron vehículos oficiales.

"Es el extremo, es dañar por dañar, con una saña que no entendemos. Insisto, deben ser personas que ni siquiera están preocupadas por las manifestaciones", dijo el comisionado en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen.

Aseguró que en las camionetas en que se transportaban estas personas "traían petardos, cohetones, armas blancas, y el azote (azotaron a los policías); el maltrato de este tipo habla de que ya no es solo una agresión ordinaria, sino que hay un grado de animadversión fuerte contra los compañeros (federales), expresó más tarde a Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

Explicó que la Policía Federal ha respetado "las manifestaciones de maestros y de alumnos, con su derecho a la manifestación legítimo, y nos toca y nos corresponde ser respetuosos, pero siempre hay algún grupo que se emboza, se cubre la cara, los que usan armas blancas".

Dijo que por estos hechos se detuvo a tres personas, pero reconoció que no pudieron acreditar que estuvieran participando o que hubieran lesionado a alguien, por lo que fueron puestos en libertad.

En entrevista con Magda González en MILENIO Televisión, Enrique Galindo mencionó que la mayoría de los policías heridos todavía está hospitalizada y recordó que uno ellos tuvo que ser trasladado de urgencia a la Ciudad de México donde fue intervenido quirúrgicamente por una lesión en la cabeza.

"Todavía amanecimos con un pronóstico reservado, respecto de él y otros con diferentes lesiones. Uno que recibió azotes en la espalda, que eso es poco usual, que hayan lastimado de esa manera a un compañero de la Policía Federal que también tuvo que ser intervenido para suturar sus heridas...", añadió.

El comisionado de la Policía Federal dijo que están trabajando para identificar a los agresores.

Aseguró que el domingo presentaron las denuncias ante la Procuraduría General de la República y se pusieron a disposición del Ministerio Público de la Federación diversos objetos que se aseguraron en los vehículos con los que fueron a agredir a los policías, entre ellos, cohetones, petardos, bombas molotov, palos, tubos.

Dejó claro que a no más de 12 agentes federales se le practicaron exámenes de alcoholemia y los resultados arrojaron que no consumieron alcohol o algún tipo de droga, como quiso hacer creer la Ceteg.

Los policías agredidos, abundó, regresaban de cubrir un servicio y habían estado en Chilpancingo atendiendo peregrinaciones.

Galindo informó también que aún no se ha identificado a la persona que atropelló a policías, civiles y reporteros durante una de las trifulcas del domingo pasado.

Ceteg responsabiliza al MPG

El secretario general de la Ceteg, Ramos Reyes Guerrero, deslindó a dicha organización de la retención de periodistas en el municipio de Tlapa y también negó que los maestros disidentes estén relacionados con la retención de policías federales en Chilpancingo.

Indicó que en Tlapa hay una organización conformada que se maneja como Movimiento Popular de Guerrero (MPG), no como Ceteg.

Sobre la retención de los comunicadores que participaban en una entrega de reconocimientos convocada por el presidente del Club de Periodistas, Miguel Ángel Mata, Ramos apuntó que se trata de una acción que no se impulsó ni avaló como Ceteg.

"Eso lo llevó a cabo un grupo de ciudadanos que no retoman valores como el respeto y la responsabilidad. Eso (lo ocurrido en Tlapa) nos afecta como ciudadanos a todos", apuntó.

Sostuvo que la aclaración era necesaria para que la sociedad tenga certeza respecto a la decisiones que la coordinadora asume como propias.

Manifestó que ya buscó la comunicación con los líderes de organizaciones periodísticas, a efecto de ratificar que por la vía del diálogo se puede caminar mejor en un momento crítico como el que vive Guerrero.

Respecto a la retención y golpiza contra tres elementos de la PF, el dirigente de la Ceteg, comentó que la mañana del domingo, durante el diálogo con el comandante Espartaco, escuchó el señalamiento respecto a dicha acción.

"Puse atención a lo que decía, el pidió que le devolviéramos a sus elementos, yo acudí con los compañeros y les dije que si tenían a los federales que los liberaran. Que no convenía a nadie que los retuviéramos y la respuesta que me dieron es que no tenían a nadie".

Precisó que los maestros disidentes no entraron al hotel en que se hospedaban los federales y menos participaron en la sustracción de algunos de ellos.

"Yo debo aclarar que no fueron los maestros de la Ceteg", dijo.

Claves

Impulso económico

- Representantes del gobierno federal y del sector productivo en Guerrero se reunieron para diseñar la agenda del Plan Emergente de Reactivación Económica, a fin de impulsar proyectos de desarrollo en la zona norte de la entidad.

- La Secretaría de Desarrollo Social informó en un comunicado de prensa que dentro de la estrategia propuesta por el gobierno de la República, el Instituto Nacional del Emprendedor comenzará las reuniones correspondientes para apoyar a los guerrerenses interesados en ejecutar proyectos a través de ese organismo.


QUIEREN MODERNIZAR LA NORMAL DE AYOTZINAPA

Sin profundizar en detalles, el gobierno estatal dio a conocer al Congreso de Guerrero la existencia de un proyecto encaminado a convertir a la Normal Rural de Ayotzinapa en una institución de alto rendimiento académico.

Aunque los operadores del área financiera de la administración que encabeza Rogelio Ortega Martínez no aportaron mayores detalles, en una reunión que sostuvieron el viernes expusieron a los diputados locales que se requiere un financiamiento adicional para la Normal, la intención es fortalecer su infraestructura, garantizar mejores espacios para el estudio y la capacitación de sus profesores.

En la apertura de la sesión de ayer, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Apreza Patrón, dio a conocer que durante su comparecencia ante las comisiones unidas de Gobierno y Presupuesto, la Secretaría de Finanzas de la administración estatal reveló la existencia de un proyecto que va encaminado a convertir la Normal Rural de Ayotzinapa en una institución de alto rendimiento.

Añadió que todavía no sabe en qué consiste el proyecto del gobierno estatal; sin embargo, dijo que de entrada se considera la necesidad de incrementar la partida presupuestal destinada para el plantel, que funciona como un internado para hijos de campesinos, los que al inscribirse deben comprobar que viven en situación de pobreza.