Acusan a Bejarano de “traicionar” al perredismo en el DF

Asegura Raúl Flores, dirigente del partido en la Ciudad de México, que utilizó programas sociales para favorecer a Morena, PRI y PAN.

México

El presidente del Partido de la Revolución Democrática en el Distrito Federal, Raúl Flores, aseguró que hay una campaña silenciosa interna contra el partido y acusó a René Bejarano, dirigente de Izquierda Democrática Nacional (IDN), de estar detrás de ella; asimismo, dijo que de comprobarse su intervención, pedirá que lo expulsen.

En conferencia, el dirigente local señaló que durante los comicios del pasado domingo se implementó una operación silenciosa donde hubo “traición”, uso de programas sociales y movilización de las estructuras del PRD a favor del Movimiento de Regeneración Nacional, del PRI y del PAN.

“Los indicios que tengo es que se perdieron las delegaciones Azcapotzalco y Benito Juárez; ahí las candidaturas eran absolutamente de él (de Bejarano) y debió de haber otros resultados. Ahora mismo él no tiene cuentas que dar. Esas dos (delegaciones) eran su responsabilidad”, dijo.

Señaló que la pretensión de la dirigencia morenista de dar la idea de que el suyo fue un triunfo sin ninguna mancha “es errónea”, ya que, dijo, hay testimonios en Coyoacán e Iztapalapa donde se acreditó el “uso silencioso” de programas y la compra de votos.

Al señalar que su partido entrará en un proceso de recomposición y análisis de lo que ocasionó la derrota en la Ciudad de México, el dirigente reconoció que la izquierda atraviesa por la peor división de su historia, como lo mencionó el presidente nacional, Carlos Navarrete.

Añadió que Morena “no puede cantar victoria porque aún existen procesos jurídicos en trámite, como el rebase en topes de campañas y actos anticipados en las mismas”, y adelantó que el PRD emprenderá la lucha jurídica en las delegaciones Cuauhtémoc, Magdalena Contreras y Tlalpan.

“Vamos a hacer la defensa jurídica de todas nuestras victorias, donde consideremos que fue vulnerado nuestro porcentaje de votos o haya visos de no ser reflejados en el conteo. Estamos haciendo un análisis para que esto se revise, y en todo caso el partido pelee por lo que tiene derecho”, manifestó.

Por separado, René Bejarano negó su supuesta intervención a favor de partidos contrarios al PRD, y atribuyó la derrota a que “no se hicieron las cosas de manera adecuada”.

En entrevista radiofónica, Bejarano dijo: “Claro que no, nosotros trabajamos en el partido para que ganara. No se hicieron las cosas adecuadamente y eso fue lo que propició que ganara la otra parte de la izquierda, y tiene su parte positiva de que sea la izquierda la que gane y que el desgaste por los errores cometidos no los capitalice el PAN o el PRI”.

En tanto, la dirigencia nacional de Morena calificó las declaraciones del líder del PRD en el DF de “baja calidad y muy pobres”, y adelantó que impugnará los resultados en las delegaciones Iztapalapa, Coyoacán, Iztacalco y Gustavo A. Madero, debido a que son cerrados.

Asegura que utilizarán todos los recursos legales “a los que tenga que recurrir” para que se reconozca el triunfo de sus candidatos, entre ellos el de Ramón Jiménez, candidato en Gustavo A. Madero.

También acusó al Instituto Electoral del Distrito Federal de retrasar “premeditadamente” los resultados para maniobrar y generar la percepción de que ganó otro aspirante.

“Los funcionarios del IEDF en GAM los puso Víctor Hugo Lobo, y lo podemos probar. La estructura principal del instituto la pusieron los perredistas, no somos ingenuos al respecto… no confiamos. Le demandamos hacer bien el conteo y que hoy mismo reconozcan el triunfo de Ramón”, agregó.

A este respaldo se sumaron los candidatos a jefes delegacionales del Partido Humanista, de Acción Nacional y de Movimiento Ciudadano, quienes advirtieron que imponer al candidato perredista tendrá graves consecuencias, toda vez que implica la continuidad de un grupo que opera con “métodos delincuenciales”.

Los aspirantes llamaron a las autoridades electorales a “limpiar” la elección y a reconocer el triunfo del candidato de Morena, quien aseguró que pese al “caudal” de los recursos económicos invertidos por el perredismo y del “chantaje” a los beneficiarios de programas sociales, su candidatura se pudo imponer con el apoyo de la ciudadanía.

También se anunció que impugnarán el virtual triunfo de la perredista Dione Anguiano en Iztapalapa, al acusar fraude con la compra y coacción del voto.

Acompañado por la aspirante a la jefetura delegacional, Clara Brugada, el dirigente aseguró que pedirá a los órganos electorales del DF su anulación y que se repitan los comicios “en condiciones de equidad”.

En el Club de Periodistas, refrendó que Morena desconoce como interlocutor al secretario de Gobierno, Héctor Serrano, por lo que exigió que renuncie al cargo.

“Solo con un fraude electoral podría evitarse el triunfo de Clara Brugada en Iztapalapa. Desgraciadamente ocurrió por más que lo dijimos”, señaló, e insistió en que hubo rebase en los topes de precampaña y campaña.

“Defendemos no solo a Brugada y su victoria, sino también el derecho de los iztapalapenses a decidir su destino con su voto libre”.

En tanto, Brugada dijo que documentará todas las irregularidades que ocurrieron no solo el día de la jornada electoral, sino en la precampaña y la campaña.

Paralelamente a la acción jurídica, aseguró que se impugnará el virtual triunfo de Anguiano por la vía política, es decir, mediante la movilización social.

Acusó que el PRD ahora recurre a la compra y coacción del voto que denunció cuando fue oposición, por lo que Morena no puede aceptar y quedarse “como si nada hubiera pasado”.