Para el gobierno escuchar a empresarios es contestar amparos: Villareal

En lugar de atender y rectificar los errores de la recién aprobada miscelánea fiscal, optan por la “judicialización” del diálogo, comentó el coordinador de los diputados del PAN.
Coordinador de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal
Coordinador de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal (tomada de Twitter / @VillarrealGTO)

Ciudad de México

El coordinador de los diputados federales del PAN, Luis Alberto Villarreal, acusó al gobierno federal de “judicializar” y llevar a los tribunales el diálogo con el sector empresarial, en lugar de atender y rectificar los errores de la recién aprobada miscelánea fiscal.

Los principales organismos empresariales amagaron el pasado viernes con promover juicios de amparo contra la reforma hacendaria, mientras el responsable de las finanzas públicas, Luis Videgaray, respondió que el Ejecutivo Federal tiene lista su defensa jurídica.

Villarreal sostuvo por ello que “la prueba contundente de la cerrazón del PRI-Gobierno para atender los claros errores de diseño de la miscelánea fiscal es que optó por la judicialización del diálogo: para el gobierno de la República, escuchar a los empresarios es contestar juicios de amparo; la comunicación entre el sector productivo y esta administración parece circunscrita a los tribunales”.

El líder parlamentario del PAN indicó, en ese sentido, que su bancada votó contra la reforma recaudatoria, no sólo por las graves consecuencias que ésta tendrá en el empleo, la inversión y el ingreso de las familias, sino también porque “fue negociada sin escuchar a la mayoría ciudadana y aprobada minimizando los argumentos de quienes generan empleos en este país”.

En un comunicado de prensa, el diputado Luis Alberto Villarreal advirtió que “los legisladores priistas saben que es una reforma equivocada, pero su disciplina hacia el Ejecutivo ha pesado más que los mexicanos que representan, mientras los legisladores del PRD saben que la reforma que aprobaron no es justa ni progresiva, pero la negociación pudo más que la razón”.

Reafirmó así la preocupación panista por el escenario económico que el Revolucionario Institucional ha configurado a su regreso: más deuda, más impuestos, menos incentivos para la inversión, menos crecimiento y menos empleos.

Según dijo, Acción Nacional le ha demostrado a México que, unido, representa la voz de los ciudadanos, por lo que afirmó sentirse orgulloso de que 114 legisladores panistas (la totalidad de la bancada) mostraron una firme e inamovible convicción frente al plan fiscal del gobierno:

“Los panistas podemos debatir apasionadamente lo que creemos y hacer patentes las diferencias de forma sobre muchos temas, pero nos une una causa superior: no fallarle a México cuando se nos pone a prueba. Si el PRI y el PRD hicieron valer su mayoría para subir impuestos, el PAN hizo valer la posición de la mayoría ciudadana. Nosotros sí podemos mirar de frente a nuestros electores”, remató Villarreal.