Acuerdan eliminar tenencia de forma gradual

Arturo Salinas, del PAN, indicó que tras un acuerdo con el Estado, en el primer año se reducirá la tenencia un 40 por ciento, en el segundo un 30 por ciento más, y para el 2018 ya no habrá pago.
Tras la reunión privada, se dio a conocer que la tenencia se eliminará gradualmente.
Tras la reunión privada, se dio a conocer que la tenencia se eliminará gradualmente. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Tras un proceso de negociación, los diputados locales y el Gobierno del Estado llegaron a un acuerdo de eliminar la tenencia de una forma gradual en Nuevo León.

Después de una reunión entre el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores y los coordinadores de siete fracciones parlamentarias, se dio el anuncio de manera oficial.

Los líderes de las bancadas Arturo Salinas del PAN; Marco González del PRI; Samuel García de Movimiento Ciudadano; Karina Barrón de la bancada independiente; Cosme Leal del PVEM; así como Rubén González del Panal y Sergio Arellano del PT aceptaron estar de acuerdo.

En rueda de prensa, Arturo Salinas Garza, coordinador de la fracción panista, informó que eliminar de forma gradual la tenencia no tendría implicaciones en las finanzas estatales.

"El día de hoy estamos llegando a un acuerdo con el Ejecutivo para efecto de eliminar la tenencia, de que esta tenencia se elimine de una manera gradual, en la cual no se afecten las finanzas del Estado y que también se busque el beneficio directo para los ciudadanos", apuntó.

Salinas Garza explicó que en 2016 habrá un deducción del impuesto de un 40 por ciento; en 2017 habrá otra reducción de 30 por ciento en la tenencia, para finalmente desaparecer el gravamen en 2018.

"Este acuerdo implicaría que el primer año estaríamos reduciendo la tenencia en un 40 por ciento, el segundo año estaríamos reduciendo la tenencia en un 30 por ciento adicional y para el 2018 la tenencia estaría completamente eliminada en cero, es decir, no habría ningún pago", explicó.

Como parte de los candados que se le presentaron al gobierno para eliminar la tenencia, se acordó también no permitir que los recursos obtenidos por el impuesto se destinen en deuda y gasto corriente.

"Estaríamos señalando un tema que es vital y que hemos comentado con los ciudadanos, que es que la tenencia no se utilice ni para gasto corriente ni para deuda, eso son las limitaciones que tendría el impuesto de lo que se estaría recaudando por los próximos años", dijo.

Para quienes aún deban este impuesto, el diputado panista manifestó que habrá un programa para que los morosos se pongan al corriente.

El legislador panista dijo que existen aún un monto de 3 mil millones de pesos por cobrar, por lo cual quienes deseen acceder al beneficio de la eliminación de la tenencia lo tendrán que pagar.

"Las siete bancadas que integramos este Congreso estamos muy contentos de haber tenido este diálogo con el secretario y agradecemos al secretario su visita y creo que esto se está construyendo para el bien de Nuevo León", apuntó.

Marco González, coordinador de la bancada del PRI, afirmó que se mandó una señal para trabajar juntos con el Ejecutivo.

"No vamos a ser un Congreso que vamos a obstaculizar, pero tampoco vamos a ser un Congreso sumiso y hoy es muestra que tanto el Ejecutivo y Legislativo estamos en el mismo canal".

Manuel González, secretario general de Gobierno, por su parte, señaló que se "apretarán el cinturón" en distintos rubros para la eliminación del gravamen. Sin embargo, aseguró, con ello se cumple lo prometido por el gobernador.

"Va a ser un año muy difícil, va a ser un año de arranque, pero el ingeniero cumple con su palabra y hoy, gracias a estos acuerdos con los señores diputados, el poder Legislativo y el poder Ejecutivo, hacen posible esto".

Por su parte, Eugenio Montiel, presidente de la Comisión de Hacienda, manifestó que en las próximas horas se elaborará el dictamen para ponerlo a consideración de los integrantes.

El impuesto de la tenencia surgió a nivel nacional en 1968 por un mandato presidencial; sin embargo, a partir de 2012 en el país se suprimió el gravamen.

Pese a lo anterior, en Nuevo León el impuesto continuaba como una carga para los automovilistas con unidades de reciente modelo. Ahora, este gravamen desaparecerá de forma gradual.