Activistas incendian la sede estatal del PRD

Disidentes protestan por la presunta protección que dirigentes otorgan a los implicados en los hechos del 26 de septiembre, cuando seis personas murieron y 43 normalistas desaparecieron.
El incendio generó alarma entre los vecinos y movilizó a bomberos y brigadistas de Protección Civil.
El incendio generó alarma entre los vecinos y movilizó a bomberos y brigadistas de Protección Civil. (Daniel Cruz)

Guerrero

En Chilpancingo, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) quemaron el edificio del Comité Ejecutivo estatal del PRD en Guerrero en protesta por la presunta protección que sus dirigentes otorgan a los implicados en los hechos del pasado 26 de septiembre, cuando seis personas fueron asesinadas y 43 normalistas fueron desaparecidos.

La irrupción de los maestros se generó alrededor de las 17:00 horas, después de una breve marcha que inició en la plaza Primer Congreso de Anáhuac y terminó a escasos 500 metros del número 80 de la avenida Miguel Alemán.

Los manifestantes, inicialmente, realizaron pintas a las paredes del edificio en las que pedían que se encarcele a José Luis Abarca, ex presidente municipal de Iguala.

También golpearon con tubos y barretas las puertas de metal para violar las chapas, después que ingresaron quebraron ventanas, destruyeron el equipo de cómputo y le prendieron fuego a los documentos que había en el interior.

El incendio generó alarma entre los vecinos del centro de Chilpancingo y movilizó a personal de bomberos y brigadistas de Protección Civil.

Victoria Trejo, secretaria de Finanzas de la dirigencia, señaló que dentro del inmueble no había dinero en efectivo, pero sí documentos contables que son sumamente importantes para las comprobaciones financieras.

Pasadas las 18:00 horas, personal de la Procuraduría General de Justicia del estado arribó al lugar para realizar el peritaje correspondiente.

MANIFESTACIONES

Maestros agrupados en la Ceteg y el SNTE tomaron el ayuntamiento de Petatlán y marcharon en Acapulco, para exigir la presentación con vida de 43 normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

En el puerto de Acapulco, un grupo de integrantes de la delegación de pensionados y jubilados, agrupados en la sección 14 del SNTE, realizó una protesta para exigir castigo a los responsables y presentar con vida a los 43 normalistas de la escuela Raúl Isidro Burgos.

En tanto, en el municipio de Petatlán, desde las diez de la mañana un contingente de 300 docentes agrupados en la Ceteg realizó una marcha y al filo de las 11 horas tomaron las instalaciones de la alcaldía.

Al mismo tiempo se informó de acciones similares ayer en los municipios de Atoyac de Álvarez y Tecpan de Galeana, en la región de la Costa Grande de Guerrero, donde trabajadores del magisterio disidente también tomaron oficinas de gobierno local del DIF.

Por separado, estudiantes, padres de familia y activistas de diferentes organizaciones sociales tomaron los ayuntamientos de Tixtla, Xalpatláhuac y Olinalá, municipios ubicados en las regiones Centro y Montaña de Guerrero, en solidaridad con los 43 normalistas rurales de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala.

Después de marchar por la ciudad, los habitantes de colonias populares y barrios tradicionales determinaron instalarse en el ayuntamiento de Tixtla, en cuya puerta principal colocaron mantas con las que piden la presentación con vida de los 43 alumnos desaparecidos tras los ataques armados cometidos por la policía municipal de Iguala.

El recorrido de los manifestantes fue resguardado por policías comunitarios del barrio del Fortín, que este martes se incorporaron de lleno a las movilizaciones convocadas por la Normal Rural de Ayotzinapa.

Los contingentes avanzaron por la carretera nacional hacia el centro de Tixtla, ahí realizaron un mitin en el que oradores convocaron a tomar las instalaciones del ayuntamiento, lo que se concretó después de las 12:30 horas.

En el transcurso de la tarde se confirmó que organizaciones sociales y policías ciudadanos incorporados a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarios (CRAC) marcharon en la cabecera municipal de Olinalá, al final dijeron que estaban listos para tomar las instalaciones del palacio municipal.

Para las 14:00 horas los trabajadores ya habían abandonado el ayuntamiento, solamente un grupo reducido de policías preventivos se negaba a retirarse.

Los comunitarios y organizaciones aliadas señalaron que ya no se irían del lugar.

En Xalpatláhuac, también ubicado en la región Montaña, la toma estuvo a cargo de la Ceteg.

Tras confirmar que el ayuntamiento estaba bajo su control, los profesores participantes señalaron que se quedarán en el lugar de manera indefinida y lo entregarán hasta que se presente con vida a los 43 estudiantes desaparecidos.

La tarde del lunes, la sociedad de alumnos de Ayotzinapa dio a conocer que ya eran más de 20 los palacios municipales tomados como medida de presión para forzar la presentación de sus compañeros.

VARADOS

Policías comunitarios bloquearon durante más de 12 horas la carretera federal Chilpancingo-Tlapa para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas rurales de Ayotzinapa.

Desde las 07:00 horas del martes, los integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) se instalaron en los cruceros que permiten la comunicación entre los municipios de Chilpancingo, Tixtla, Chilapa, Tlapa y la parte alta de la región Montaña.

También cerraron el paso hacia las comunidades de Atliaca, Acatempa, Omeapa, Tecolcintla, Zacatzonapan y El Troncón, entre otras.

Armados y cubiertos del rostro, los policías comunitarios mostraron mantas con las que anuncian que se han incorporado completamente a la lucha por la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

De inmediato, cientos de automóviles particulares, unidades de pasajeros y camiones de carga quedaron varados sobre la vía federal, lo que generó numerosas discusiones entre manifestantes y afectados.

Claves

Impotencia

- En el estacionamiento de la sede del PRD, los maestros encontraron un Jetta café, de modelo reciente y placas del estado, el cual golpearon hasta destruir cristales y dañar carrocería.

- Al momento en que llegaban los maestros, Jaime Sánchez, contador público contratado para revisar las comprobaciones de la dirigencia estatal del PRD, intentó sacar del estacionamiento su Jetta sport.

- “Me rodearon y ya no me dejaron sacar la unidad, como pude me escapé de los golpes, porque sí venían muy molestos y con impotencia vi todo lo que hicieron”, aseveró el contador.

 


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]