Acreedores aseguran el buque 'Goliath' en Aruba

Norsk Tillitsmann, fiduciario noruego, inicia proceso de detención de la mayor embarcación de Oceanografía, valuada en 245 mdd.
El barco de servicios petroleros más grande del mundo huyó de la PGR.
El barco de servicios petroleros más grande del mundo huyó de la PGR. (Especial)

México

Acreedores de Oceanografía, empresa intervenida por el gobierno federal debido a un presunto fraude a Banamex y Pemex, se apoderaron del buque OSA Goliath para venderlo y cobrar la deuda de 160 millones de dólares que tiene la naviera.

Norsk Tillitsmann, fiduciario noruego que gestiona a uno de los tenedores de los bonos, informó que el navío fue localizado en aguas de Aruba.

“El buque fue detenido en aguas de Aruba a solicitud de Norsk Tillitsmann, compañía que inició el proceso con el fin de preservar los intereses de los tenedores de bonos.

“Se está preparando la venta de la embarcación y se espera proporcionar más información sobre el proceso en los próximos días”, señala el documento publicado en su página de internet.

La embarcación Goliath, valuada en 245 millones de dólares, es la más grande de la empresa mexicana y se utilizó como respaldo de un bono emitido por la firma noruega con valor de 160 millones de dólares.

Sin embargo, Oceanografía, propiedad del empresario Amado Yáñez, fue intervenida por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) por el presunto fraude de 585 millones de dólares a Banamex, lo que provocó que los bonos cayeran en impago.

El viernes 28 de febrero, la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró a la empresa naviera y de construcción marítima Oceanografía.

Designó como administrador al SAE luego de que Banamex acusó a la firma mexicana de cometer un fraude por 400 millones de dólares, situación que afectará sus utilidades.

El aseguramiento busca preservar las fuentes de empleo, los activos, recursos, el patrimonio afectado del banco y la posibilidad de restituir los daños, así como proteger la operación ordinaria de la empresa y los derechos que pudieran pertenecer a cualquier otro afectado.

La institución detalló que bajo el amparo de un programa de descuento de cuentas por cobrar con Pemex, Banamex otorgó créditos por 585 millones de dólares a Oceanografía; sin embargo, tras un estudio, la paraestatal determinó que la mayoría de éstas, que suman 400 millones, no eran válidas.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores informó que el monto del fraude representa un impacto negativo para Banamex de alrededor de 2 por ciento de su capital contable.

NO ES REVANCHA: PRI

El dirigente nacional del PRI, César Camacho, dijo que la investigación sobre la empresa Oceanografía no es revancha contra los gobiernos panistas, sino para que no haya impunidad.

Llamó al PAN a no levantarse de la mesa de negociación de la reforma energética y dejar de poner como pretexto el caso. Señaló que quien nada debe, nada teme, y les pidió litigar ante las autoridades y no mediáticamente.