“Aceptaría competir otra vez por la Presidencia”

“Me gustaría ser diputado en 2015. Quiero hacer un partido cercano a los ciudadanos. No me pagaron ni le debo nada a nadie”: Gabriel Quadri, ex candidato del Panal.

México

No se cansó ni le aburrió. Hasta creció como persona y político. Está de regreso. Y como en las películas, llega más recargado que nunca. La política lo absolverá.

¿Que ya se prepara para volver a la escena política?

En eso ando, regresé a Nueva Alianza.

¿Estará feliz?

Muy contento, motivado.

¿Calentando garganta?

Sí.

¿Ampliando vocabulario?

Un poco, también.

¿Diputado para 2015?

¡Me gustaría!

¿Cuándo arranca?

De hecho estoy ya visitando universidades, me invitan mucho los estudiantes.

¿Ahora cuánto quiere?

Gano exactamente lo que me retribuye mi empresa.

Por cierto, ¿qué ganó de eso que lo mantuvo en la campaña presidencial?

Aunque mucha gente crea lo contrario, yo perdí dinero en la campaña.

¿Qué le dejó?

Crecí emocionalmente, además de haber enriquecido mi relación con la familia.

¿Lo hizo mejor político?

Sí.

¿Lo hizo más humano?

Sí.

¿Se puede ser más humano y mejor político?

Sí.

¿Qué hace a un político digno?

Pues ver a la gente a los ojos, tener ideas, hablar más de cosas concretas que a la gente le interesa y menos de política.

¿La honorabilidad permite esa dignidad?

Son conceptos que van en binomio; si uno es honorable, también tiene que ser digno y viceversa.

¿En su candidatura lo utilizaron?

No, yo utilicé Nueva Alianza para lograr mis fines personales, que coincidieron con los del partido.

¿Ha medido de qué está hecho?

Pues de voluntad, disciplina, paciencia, entrega... también a veces de errores.

¿De soberbia cómo vamos?

Pues como siempre, un poco alta.

¿Quién le enseñó a engañar sin que se den cuenta?

Yo no engaño a nadie.

¿Y a mentir con verdades a medias?

Tampoco miento.

Por cierto, ¿se ha visto con la edecán a la que miró fijamente en el debate?

Jamás la volví a ver, lo cual es una pena, era una mujer muy guapa.

¿Y ha vuelto a pensar en ella?

Pues… ocasionalmente.

Solo por rigor académico, ¿ya midió a cuántos defraudó?

No creo haber defraudado a nadie. Expresé mis ideas claras y tangibles a pesar de saber que perdía votos.

¿Sabe cuántos jóvenes votaron por usted?

No sé, pero muchos. Y lo veo ahora, hay gran entusiasmo por lo que hice y lo que puedo hacer.

¿Y sabe a cuántos decepcionó?

Quizá a los ultra, la izquierda radical. En ellos probablemente sí causé alguna decepción.

¿Le importa?

No.

¿Le ha importado lo que digan de usted?

A veces sí. Uno tiene piel de cartón.

¿Tan bueno para la exposición pública?

Pues no soy malo, soy bueno.

¿Tan bueno para la polémica?

No soy malo tampoco.

¿Tanta facilidad de palabra?

Es que soy muy apasionado, y eso ayuda a que influya en el lenguaje.

¿Por esa facilidad lo reclutó “La maestra”?

¡A mí no me reclutó La maestra!

¿Sigue diciendo que no la conoce?

Bueno, la conocí, la vi una vez en mi vida.

¿Y ya le pagó?

No me pagaron. Pagaron mis gastos durante la campaña, pero no gané nada. Dejé de trabajar y dejé de ganar dinero: fue peor.

¿No la encerraron junto con otros dos que dijeron haberle dado?

Si lo dijeron, es totalmente falso.

¿Miente Isaías Gallardo?

Seguramente sí.

¿No le pagaron en especie?

En especie en la medida en que recibí todo el apoyo del partido.

¿Inversiones para sus empresas?

Nada.

¿Ahora piensa que su voz tiene sentido?

Creo que sí.

¿Un hombre de palabra?

Lo soy. Y lo sostengo.

A ver, cuando salga “La maestra”, ¿la irá a visitar?

No.

¿Tiene algo que decirle?

Nada, no tengo ninguna relación con ella.

¿Algo con qué comprometerse?

Tampoco.

¿El distanciamiento es su acuerdo?

No lo puedo tener porque nunca he tenido acercamiento con ella.

¿El distanciamiento entre Mónica Arriola y el Panal fue otro acuerdo?

No fue ningún acuerdo. Es una decisión que tomó el partido y fue acertada.

¿Sabe usted lo que es el gatopardismo?

Sí, el simular, el tratar de parecer lo que uno no es.

En fin, ¿que el Panal se transforma?

En eso estamos y por eso he vuelto.

¿En qué?

En un partido abierto, una alianza con la sociedad civil.

¿Un partido ciudadano?

Sí, liberal, ciudadano.

¿Y ya vio para quiénes están operando?

No sé para quiénes estén operando, que yo sepa…

¿Ha visto al Panal y su actitud frente al PRI?

Bueno, hay una cierta coincidencia, es normal para un partido pequeño.

¿Ya revisó su postura frente a los monopolios?

Claro.

¿Ya revisó al Panal ante la reforma energética?

Por supuesto. Y déjame decirte que está asumiendo gran parte o las cosas que planteé en la campaña.

¿La actitud del Panal frente a las reformas es ir con los ciudadanos?

Sí, el partido ha hecho una gran labor apoyando la reforma.

¿Por qué no mejor nos dice cuánto piensa obtener del Panal?

No pienso en retribución monetaria, pienso en la oportunidad de empezar una carrera política, tal vez el año que entra, en el Congreso.

¿Nos dirá que no le deben?

No me deben y yo no les debo nada.

¿Nos dirá que por usted no lograron su registro?

Bueno sí, sí lo lograron, de lo cual me siento orgulloso.

¿Nos dirá que sus servicios no se pagan?

Pues hasta ahora no, mas que con lealtad y con oportunidades de participación.

¿Nos dirá que no tiene gusto por el dinero?

Sí me gusta el dinero, como a todo el mundo.

¿Nos dirá que el partido no es un negocio familiar?

Si es que lo fue alguna vez, hoy no lo es… y menos ahora.

¿Le digo solo tres apellidos?

Dígame….

¿Bribiesca?

Es diputado.

¿Oceanografía?

No tiene nada que ver…

¿Fujiwara?

Pues es circunstancial, es nieto de la maestra Elba Esther Gordillo, ahí está…

¿Benjamín Félix?

No lo conozco.

¿No opera para la industria de la construcción?

No, y eso que soy ingeniero civil… debería, ¿eh?

Por cierto, ¿tanto le gustó la política que se la recomendó a su hijo?

Sí.

¿Todo ambientalista tiene un nepotista dentro de sí?

No, simplemente hay una transmisión de aficiones. Las profesiones se heredan, así como los toreros tienen hijos toreros, los políticos tienen hijos políticos.

Volvamos, ¿para 2015 qué nuevas cosas venderá?

No se trata de vender porque no es una transacción mercantil. Se trata de proponer y abrir el espacio para un partido enfocado a la sociedad.

¿Paladín de la sustentabilidad?

¡Así es!

¿Ha visto a Peña Nieto?

Lo vi antes de que tomara posesión. Y en algún evento público que me han invitado.

¿En qué momento le quedaron mal con un puesto?

En ninguno.

¿Ni porque dividió el voto a su favor?

Pensé que a lo mejor sí iba a tener algún puesto, pero era una figuración.

¿No negoció estar en el gabinete?

No, para nada.

¿No lo quiso?

Si me lo hubieran ofrecido, lo hubiera aceptado.

¿Ahora lo quiere?

Ahora no sé, probablemente ya no.

¿No le dijeron que esperara la segunda ola?

Repito, nadie nunca me prometió algún puesto en el gabinete.

Hablando de insistencias, negar que nunca ha visto a “La maestra”…

¡Que la vi una vez!... que fui a desayunar a su casa.

¿Y qué tal?

Pues una conversación interesante, como ya lo dije.

¿Ahí le ofreció ser candidato?

No, para nada. Acepté mucho antes de verla. La vi después.

Ya va a salir…

¡Pues bien para ella!

¿En verdad estuvo en “lavado” de dinero?

No sé, es un tema judicial, no soy abogado ni tengo por qué opinar.

¿Delincuencia organizada?

Pues si es culpable, que asuma las consecuencias.

¿La traicionaron?

¿Por qué no se lo preguntan a ella? ¡Están obsesionados ustedes los periodistas con ella!

¿No sabe usted en qué partido labora?

Yo no soy militante de Nueva Alianza.

¿En puerta el golpe de mando al partido?

Para nada.

¿Ya se consumó?

No, Luis Castro, el presidente del partido, sigue estando y espero que siga porque es un gran dirigente.

Don Gabriel, ¿los mexicanos somos tontos?

A veces sí, a veces creemos en los populistas y en los demagogos.

¿Ingenuos?

También… a veces creemos las mentiras de los políticos.

¿Y todavía quiere ser nuestro presidente?

Sí me gustaría. Lo veo muy improbable, pero si hubiera la oportunidad, sí lo aceptaría.