Los Abarca, como si nada, al día siguiente de las agresiones

En un mensaje posteado en las cuentas oficiales de Twitter y Facebook del ayuntamiento, el ex alcalde exigía una investigación para esclarecer los sucesos y castigo a los responsables.

Iguala, Guerrero

Como si en la noche y la madrugada previas (26 y 27 de septiembre) no hubiera ocurrido nada, a la mañana siguiente de la agresión contra estudiantes de Ayotzinapa el presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, ambos con semblante duro en sus rostros, posaron para que les tomaran algunas fotos durante un acto oficial en el que estaban custodiados de cerca por una treintena de sus policías locales. Más tarde el alcalde, con voz serena y ecuánime, grabó un audio acerca del caso, mientras trabajadores de su ayuntamiento posteaban en las cuentas oficiales de Twitter y Facebook comunicados sobre los acontecimientos de la víspera. Todo eso, el desenfado con el que se condujeron después de la violencia, provocó furia entre lectores de las redes sociales del gobierno de Iguala…

***   

27 de septiembre. 10:42 horas. Iguala. Plaza de las Tres Garantías. Centro de la ciudad. En las cuentas oficiales de Twitter y Facebook del ayuntamiento de Iguala son subidas cuatro fotos del alcalde y su esposa. Es la mañana siguiente a la noche en la cual, según la PGR, la pareja gobernante ordenara a policías municipales igualtecos y del vecino municipio de Cocula agredir a 48 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (dos resultaron gravemente heridos, tres murieron y 43 fueron desaparecidos por policías y criminales). Ahí, unas horas después de lo acontecido, Abarca y Pineda asistían “a la ceremonia de Honores a la Bandera para conmemorar el 193 aniversario de la Consumanción (sic) de la Independencia de México. Los acompañaron ediles y funcionarios municipales”.

Abarca y su mujer se sientan en sillas blancas de plástico frente a una mesa rectangular del mismo material. El hombre y la mujer tienen los rostros serios, muy serios. Sus semblantes denotan dureza. No miran a la cámara. Ella lleva el cabello húmedo, todavía mojado, echado hacia atrás. Ambos portan ropa informal. Abarca coloca su iPhone en la mesa mientras una treintena de sus policías de tránsito y auxiliares, uniformados de azul marino, están de pie, en posición de descanso frente al asta bandera del lugar, a unos 15 metros de él. No se inmutan por mostrarse en público aunque la plaza luce vacía.

11:21 horas. Treinta y nueve minutos después de haber subido esas fotos, en las cuentas de las redes sociales del ayuntamiento de Iguala es posteado un comunicado en el que el alcalde tiene arrestos para dirigirse… a las familias de los muertos (tres estudiantes, el chofer del autobús en el que viajaban los futbolistas del equipo Avispones de Chilpancingo, uno de los jugadores, y una mujer que se transportaba en un taxi). Les habla a los deudos de quienes, de acuerdo con la PGR, ordenó asesinar. El presidente municipal también exige… una investigación de lo ocurrido (aunque horas después, durante una entrevista de radio, diría que él no sabía nada de lo que pasaba, que estaba bailando en una fiesta y luego comiendo tacos). En las cuentas del gobierno se avisa de la suspensión del segundo Informe de gobierno de Abarca previsto para ese día, acto en el cual, según el programa, el gobernador Ángel Aguirre pronunciaría un discurso. En el texto impreso y escaneado se lee:

"En relación a los incidentes ocurridos ayer, el H Ayuntamiento de Iguala de la Independencia, manifiesta lo siguiente:

"1.- Expresamos nuestro más sentido pésame a las familias de las personas acaecidas (sic) en esos sucesos.

"2.- Exigimos a las autoridades correspondientes se inicie una investigación para esclarecer estos sucesos y se castigue con todo el peso de la ley a los responsables. 

"3.- Nos sumamos para colaborar con todo lo que esté a nuestro alcance en las investigaciones para esclarecer estos hechos.

"4.- Por todo lo anterior, hemos decidido suspender el evento programado para hoy con motivo del segundo Informe de gobierno, el cual se efectuará hasta nuevo aviso.

"5.- Invitamos a la ciudadanía de este municipio mantenga la calma (sic) y desarrolle sus actividades con normalidad."

La ira de la gente en Facebook empezaba a brotar. Una usuaria de esa red social teclea:

"Bola de hipócritas… Que los preventivos desgraciados paguen lo que hicieron."

Otra mujer escribe:

"Hasta dan risas sus palabras. A ver si de veras van a detener a los preventivos que hicieron eso y van a hacerlos pagar x la muerte de estos jóvenes. Méndigos policías…"

Un joven se queja de que en la página de Facebook de la señora Pineda los comentarios incómodos son borrados. Postea:

"Pero qué tal?? Borrando comentarios de la página de María de los Ángeles Pineda. Está muy al tanto la muy asesina junto con el marica de su marido. ASESINOS!!!”

12:43 horas. Vuelven a subir el mismo comunicado y los acusan de nuevo: “¡Asesinos!”, les espetan por escrito.

14:03 horas. Suben otro aviso, ahora nada más notificando que se suspende el segundo Informe de gobierno: “En relación a los incidentes…”. Y la gente se vuelve a enojar. Una mujer postea:

"Incidente????? OMG. A eso que pasó se le llama ataque Cobarde. Por políticos Asesinos Corruptos !!!!”

Una mujer piensa en los muertos y en los autores de la agresión:

"Que tristeza por cada uno de los padres de cada muchacho. Que Dios les dé fortaleza y a las personas que hicieron el mal, que Dios tenga para ellos su castigo”.

14:07 horas. El alcalde Abarca ha terminado de grabar un mensaje de audio de un minuto y tres segundos dirigido a los igualtecos y éste es posteado en Twitter y Facebook en forma de video, en el cual solo se aprecia una copia del comunicado impreso de las 11:21 horas. Abarca tiene un tono de voz ecuánime, impertérrito. Se le escucha leer casi lo mismo que se plasmó en el comunicado previo, con ligeras variantes. El hombre da a entender que graba frente a los miembros del cabildo:

"Ciudadanos y ciudadanas de Iguala. En relación a los incidentes ocurridos ayer, yo, el presidente municipal de Iguala de la Independencia, expreso mi más sentido pésame a las familias de las personas acaecidas (sic) en estos sucesos.

"(…) Quiero decirles que voy a estar al pendiente de estas investigaciones que está realizando la procuraduría del estado, además de invitarlos a mantener la unidad tal y como lo estamos haciendo este honorable cabildo municipal. Muchas gracias.”

Un hombre le reclama en Facebook no solo la agresión a  los estudiantes sino el asesinato, en mayo de 2013, de Arturo Hernández Carmona, líder del Frente Unidad Popular, origen del encono hacia los normalistas de Ayotzinapa que arremetieron contra su ayuntamiento cuando el dirigente desapareció y posteriormente cuando fue hallado ejecutado:

"A ver Abarca, vas a hacer las investigaciones y pondrás mano dura como hiciste a los asesinos de Arturo Carmona, que aún no se sabe quién lo mato?”

Una señora también se enoja:

"Que basuras haber matado jóvenes desarmados, pero la van a pagar tarde que temprano los asesinos Dios no quiera que vayan a asesinar a los estudiantes secuestrados. Esos asesinos no tienen hermanos e hijos, tengan piedad por amor a Dios…"

Posteriormente, una tercia de publicaciones fue retirada tanto de Twitter como de Facebook.

El día siguiente a la agresión contra los estudiantes de Ayotzinapa, los Abarca como si nada en las redes oficiales del ayuntamiento. Así, así eran ellos… 



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]