Abandona Conamed mediación entre CNTE y Segob

La Comisión Nacional de Mediación concluyó sus servicios entre la CNTE y el Gobierno Federal, al indicar que el problema es de voluntades políticas por parte de la Segob.

Ciudad de México

La Comisión Nacional de Mediación (Conamed) concluyó sus servicios, iniciados en junio de este año, entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y por el Gobierno Federal, al indicar que “no existen por ahora las condiciones de diálogo, y, por tanto, de mediación para el logro de su mandato”.

“El problema no es de mediación, sino de estrategias y voluntades políticas del Gobierno Federal” puntualizó la Conamed en un comunicado.

“Si bien se lograron avances significativos y específicos, paulatinamente se ha frenado y cancelado, en los hechos, el carácter de diálogo nacional, así como la concreción de algunos compromisos cruciales adquiridos en las mesas de trabajo con la CNTE”, agregó la Conamed.

Hasta el momento, destacó, a pesar de los esfuerzos desde el 8 de agosto, “no ha sido posible reinstalar una Mesa Central y Pública de Trabajo entre la CNTE y el Gobierno Federal, tal y como estaba ofrecido por éste, después del regreso a clases por parte de la CNTE (19 de septiembre). Tampoco ha sido posible revisar y dinamizar el cumplimiento de acuerdos para consolidar y transitar de manera adecuada este ciclo y espacio de diálogo”.

También, consideró que “el aporte de la mediación consiste en construir y cuidar el dialogo y la negociación de manera justa y confiable, de tal forma que permita que todos puedan expresarse con equidad en la búsqueda de soluciones a las causas del conflicto. Ante la nueva situación del país, y la estrategia que ha adoptado el Gobierno Federal, es necesario reconocer que la CONAMED ya no puede garantizar estas condiciones. El problema no es de mediación, sino de estrategias y voluntades políticas del Gobierno Federal”.

Por ello, indicó “no existen por ahora las condiciones de diálogo, y, por tanto, de mediación para el logro de su mandato. Por ello, ha informado ya a las partes su decisión de concluir sus labores mediadoras, para así evitar caer en la simulación o el desgaste en la búsqueda de soluciones justas y de fondo. No debemos ni queremos afectar este conflicto crucial para la educación nacional, como tampoco deseamos debilitar la voz y las propuestas del magisterio”.