“Solo yo garantizo el triunfo contra AN y PRD en Oaxaca”: Samuel Gurrión

Aspirante a la candidatura priista llama a la dirigencia nacional a tomar la decisión correcta.
Confía en ser el abanderado tricolor.
Confía en ser el abanderado tricolor. (Martín Salas)

México

El priista Samuel Gurrión afirmó ser el único de los aspirantes de su partido al gobierno de Oaxaca que garantiza un triunfo sobre la alianza electoral PAN-PRD, por lo que llamó a la dirigencia nacional de su partido a tomar la decisión correcta.

“Yo me he sentado con mi líder nacional, Manlio Fabio Beltrones, y él tiene todas las ganas de ganar Oaxaca, y eso a mí me da confianza de que se tome la decisión correcta, porque el que asegura el triunfo soy yo”, puntualizó.

En conversación con el director general editorial de MILENIO, Carlos Marín, en El asalto a la razón, el empresario juchiteco descartó, sin embargo, un rompimiento con el PRI, en caso de no ser designado candidato a la gubernatura de su entidad.

—Realistamente, ¿tú crees que en los próximos días será Samuel Gurrión el candidato del PRI? —cuestionó el periodista.

—Yo espero que sí —atajó el ex diputado federal.

—¿Y si no lo es? ¿Te vas de independiente o te vas con la oposición?

—No, no. Primeramente yo espero que sí, porque yo aseguro el triunfo.

—¿Y si no? ¿Desertas?

—No, yo creo que soy un oaxaqueño y un priista responsable.

Hijo de un pastor evangélico en la región del Istmo de Tehuantepec, séptimo de nueve hermanos y exitoso empresario en los giros de la construcción, la importación de maquinaria, la ferretería, la distribución de medicamentos y la hotelería, entre otros, Gurrión calificó a la clase política de Oaxaca de “frívola, caduca y distante de la gente”.

Sin distinción de partido, el precandidato sostuvo que los gobiernos en la entidad han incumplido su obligación de atender los problemas de pobreza y marginación de los oaxaqueños, debido a que solamente están ocupados en sus propios intereses.

“Oaxaca no es una monarquía y pareciera ser que lo es, porque se ha pasado de manos de familias, de compadres, de amigos y de ahí deriva la desgracia de nuestro estado”, puntualizó.

Gurrión subrayó que, a diferencia de los otros aspirantes priistas, él sí nació, creció, estudió y vive en el estado, además de conocer sus problemas y el dolor de la gente en las distintas regiones.

Desestimó por ello el arraigo y el conocimiento de sus correligionarios en la disputa por la postulación.

“Es muy difícil e irresponsable decir que se conoce todo el estado, porque hablamos de más de 12 mil comunidades, 570 municipios, y quien diga que conoce todo el estado, es mentira, pero yo sí conozco una gran parte de Oaxaca, la he recorrido”, dijo.

Propietario también de dos diarios en el Istmo de Tehuantepec y uno más en la capital de Oaxaca, el priista reafirmó además su admiración por el general Porfirio Díaz e insistió en promover la repatriación de los restos de ese personaje oaxaqueño desde París.

“Por supuesto que sí y debemos impulsar que regrese: es un oaxaqueño, un mexicano, al que la historia castigó un poco, pero fue un gran soldado de la Patria. Es un mexicano y un oaxaqueño al que debemos reconocer”, remarcó.

En una charla posterior a su participación en El asalto a la razón, el político reconoció la dificultad de vencer y doblegar a los grupos políticos que a su juicio han tenido secuestrado el estado durante décadas.

“Oaxaca ha sido su botín y quieren seguirlo manteniendo, y por ello he emprendido una lucha”, dijo.

—¿Y no ve usted el riesgo de que esos grupos de poder acaben imponiendo al candidato del PRI?

—Pues ése es el riesgo, pero el detalle es que hay que luchar y ahí están los números: en las encuestas serias yo salgo con los números arriba, y espero que mi partido tome la decisión correcta.

—¿Su eventual candidatura garantiza el triunfo ante una eventual alianza PAN-PRD en Oaxaca?

—Totalmente. Ciento por ciento seguro. Y de acuerdo con los números y las mediciones, con cualquiera de los otros aspirantes del PRI estaría el riesgo de perderse —remató Gurrión.