AMLO quiere destruir al PRD para sobrevivir: Jesús Ortega

Asegura que el tabasqueño es autoritario y busca ser dueño de un partido, no militante, además de que sus promesas son demagogia.
El perredista afirma que López Obrador apuesta por generar crisis.
El perredista afirma que López Obrador apuesta por generar crisis. (Javier García)

México

Andrés Manuel López Obrador busca destruir al PRD, porque en eso radica su supervivencia y la de Morena, pues no creó ese partido como opción política, sino como una plataforma para ser candidato presidencial en 2018, aseguró Jesús Ortega, coordinador nacional de Nueva Izquierda.

En entrevista con MILENIO, señaló que el tabasqueño no quiere ser militante, sino “propietario de un partido, además de que muestra ingratitud al perredismo, que lo hizo su líder nacional, jefe de Gobierno y dos veces candidato a la Presidencia.

“El objetivo es destruir al PRD, porque es el obstáculo principal para su mesianismo, por eso se salió del partido y su propósito es derrotarlo; esa es su horrible paradoja, no derrotar a Peña Nieto o al PAN, sino al PRD”, indicó.

Ortega destacó que, en cambio, para su partido los adversarios a vencer son la “derecha conservadora del PAN y la derecha ineficaz” del PRI.

Sobre la advertencia de López Obrador al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, respecto a que el PRD es corrupto, dijo que “todo lo que no le acomoda a Andrés Manuel es de la mafia del poder, traidor a la patria o corrupto. Es: o estás de acuerdo conmigo o eres mi enemigo, una visión autoritaria y antidemocrática”.

El líder de Los Chuchos recordó que en alguna ocasión le dijo que era necesario llevar a cabo ciertas reformas a Pemex y que él le respondió: “No, deja que se destruya. Cuando estemos nosotros en el poder lo vamos a levantar desde el piso”.

Esa idea, aseguró, “es su visión sobre el país, hay que provocar la crisis, hay que agudizar las contradicciones, hay que hacer derrumbe del Estado porque yo vendré a salvarlo o porque yo estoy destinado a salvarlo”.

Respecto a la oferta política de Morena, de garantizar la entrada de todos los jóvenes a la UNAM, la recontratación de trabajadores del SME y Mexicana, así como ser asesor del gobierno de Guerrero, afirmó que “son promesas llenas de demagogia”.

Consideró que el tabasqueño se presenta como “si fuera un sanador, un monje sanador. Va y dice en Guerrero voten por mi candidato, porque si gana yo voy a ser asesor del gobernador. ¿Y eso qué trascendencia tiene para el asunto de la marginación y de la pobreza, de la violencia ancestral y el olvido del sur del país? Eso no se resuelve con Andrés como asesor, sino con empleo e inversión”.

La izquierda, abundó, “no debe prometer paraísos, sino  resultados tangibles, reales a los problemas de hoy”. Ortega refirió que en la contienda de 2012 Marcelo Ebrard renunció a ser candidato del PRD y le cedió el lugar a Andrés Manuel, a pesar de que había ganado la encuesta al interior del PRD para definir al abanderado.

“Yo soy testigo directo, participé en la elaboración de la encuesta en representación de Marcelo y en la reunión donde se conoció el resultado, era obvio que la encuesta favorecía a Ebrard”, quien declinó “inexplicablemente” a favor de López Obrador”.

Respecto a la valoración política de esta decisión, Ortega mencionó: “Sí, la conocí perfectamente, por lo menos la que daba a conocer; en el círculo deberíamos proteger el bien mayor, que era el Distrito Federal. Sin embargo, al final no resultó y fue uno de los errores estratégicos más grandes que el PRD ha cometido, me refiero al PRD en su conjunto...

“Creo que es el error estratégico más grande que ha cometido Marcelo Ebrard, porque de estar perfilado para ser presidente de la República, ahora está debatiéndose entre la posibilidad de la muerte política si no alcanza Movimiento Ciudadano el porcentaje para seguir resistiendo como partido político y que él pueda ser diputado de representación proporcional”.