Anhela Ruffo al PAN que ganó Baja California en 1989

Este 2 de julio se cumplen 25 años del triunfo de Ernersto Ruffo Appel en Baja California, convirtiéndose en el primer gobernador de otro partido distinto al PRI.
Ernesto Ruffo Appel, senador del PAN.
Ernesto Ruffo Appel, senador del PAN. (Gonzalo Ortuno)

Ciudad de México

El 2 de julio de 1989 por primera vez el PRI perdió una gubernatura, la de Baja California, la primera que conquistó el PAN.

Aquel primer gobernador panista era Ernesto Ruffo Appel.

A dos décadas y media de esa elección histórica, Ruffo dice que desde entonces el partido se ha alejado de su espíritu ciudadano y las rivalidades a su interior se basan en los intereses personales de algunos de sus integrantes por conquistar cargos públicos.

"Acción Nacional hacia sus adentros empieza a sufrir la presencia de ese triunfo a través de la natural razón e interés de muchos mexicanos que buscaban oportunidades personales en el gobierno, que en algunos casos se han convertido en dudoso desempeño", dice.

Ruffo considera que esto generó grupos de interés dentro del propio PAN que "no es otra cosa más que buscar controlar los periodos sucesorios, las candidaturas para mantener la camarilla en el poder, esto ha hecho que el interés absoluto de Acción Nacional empezó a cambiar por una praxis política de intereses que ahora describen la situación del PAN".

El ex gobernador y actual senador de la República dice que algunos, como él, anhelan el retorno "de ese PAN de la ciudadanía y nos debatimos con esos grupos internos, con los grupos de intereses que en su vasta proporción dirigen al partido".

Que el PAN vuelva a sus orígenes, dice, no es sencillo, pero considera que sí se puede hacer.

El día que Ruffo supo que ganó la gubernatura

Dos días después de la jornada electoral el entonces presidente del PRI, Luis Donaldo Colosio, reconoció que las tendencias electorales "no les favorecían". Ruffo había resultado ganador frente a la priista Margarita Ortega Villa.

"A las 5 de la tarde él expresó la frase, la tendencia electoral no nos favorece. Ahí fue el momento en el que yo sentí toda la responsabilidad, todo el compromiso con el futuro de Baja California, pues todo lo que de pronto te aparece en tu escenario de responsabilidades por lo que viene", cuenta Ruffo a 25 años del triunfo electoral.

En las calles la gente salía ondeando la bandera nacional. Era un día de fiesta. Ruffo estaba en un mitin, al enterarse de que su triunfo era ya una realidad buscó un momento de reflexión, fue a su casa pero no pudo ni tomar asiento porque ya lo esperaban al teléfono para dar la noticia.

"Cuando llego ya estaba ahí en el teléfono el señor Zabludovsky con la frase 'gana México, pierde el PRI'. Esto subrayaba toda la culminación de una época de aspiraciones electorales de la oposición. Enseguidita de esta llamada entró la del presidente Salinas felicitándome y hablando de que habríamos de vernos pronto para platicar el contexto de nuestra relación", cuenta.

El triunfo que tomó por sorpresa al PAN

Para Ruffo ese triunfo electoral tomó por sorpresa al PAN.

"Habían luchado tanto, el que se diese el evento allá cuando la mente política está acá en el centro en el DF, pienso que les pasó al politburó del PAN de aquel entonces le pasó esto como una coyuntura más que se vivía desde la caída del sistema en 1988", considera.

Su mayor reto en la gubernatura

Para Ruffo el momento más difícil que tuvo que enfrentar fue el asesinato en Tijuana de Luis Donaldo Colosio y las acusaciones de que los panistas habían tenido algo que ver.

El momento de mayor felicidad

Ruffo recuerda como un gran momento, el más importante, el día que rindió protesta como gobernador (1 de noviembre d 1989.

Baja California a 25 años del triunfo panista

Para Ruffo el PAN de Baja California ha iniciado una conciencia para terminar de debatir intereses internos y restablecer la soberanía, aspirar a tener militancia de entrega ciudadana, supervisión al gobierno y promoción a los propósitos del estado.

"Dejarnos ya de dádivas e interese y poner por encima el interés público", pide.

Baja California, estado de migrantes

Ernesto Ruffo dice que el fenómeno de la migración hacia Estados Unidos lo vivimos "desde siempre".

Precisa que en su estado hay cerca de 4 millones cuyo origen de la mayoría son otros estados de la República

"Es un estado de inmigración gracias a que pasan por ahí conocen la región y se quedan, o de los que devuelven de Estados Unidos, algunos se quedan", dice.

Considera que el gobierno federal "sosláyalo a la frontera y nos ha dejado el problema para que lo tengamos que resolver los gobiernos locales".

Llamó a producir el mínimo necesario oportunidades para que la gente no se tenga que mover de sus lugares de origen.