PRODUCTOS EL POLÍGRAFO

El Polígrafo tiene tres productos que miden la actividad de los políticos. Cada uno de estos productos tiene categorías que evalúan en una escala las declaraciones de acuerdo a su cercanía con la verdad.

POLÍGRAFO

Las declaraciones de los políticos pasan por un polígrafo -un equipo de periodistas hace el análisis- que consiste en la consulta de bases de datos, estudios académicos serios y documentos oficiales para ponerle una etiqueta a la declaración. El polígrafo da datos concretos, estudiados y sustentados que aprueban o desacreditan la declaración.

  • No hay una gota de falsedad en la declaración. De cualquier punto desde donde se vea la declaración es exacta.

  • En principio la declaración es cierta, pero con ciertos matices. La declaración necesita información adicional o ser más clara.

  • La información ha sido manipulada para que suene a verdad. Aunque algunas premisas sean ciertas, si se lee en contexto o se cruza con otra información resulta menos certera.

  • En principio la declaración es falsa, aunque algo pueda haber de verdad en lo que dijo el político.

  • No hay una pizca de verdad en la declaración

PROMESAS

Escogimos promesas hechas por el político durante su campaña, que se revisarán con periodicidad y se les pondrá una etiqueta.

  • El político ya cumplió lo que prometió.

  • La promesa no ha sido cumplida pero se han hecho avances de tipo material, político, presupuestal o legislativo.

  • Hubo algún avance pero luego quedó estancada.

  • El tiempo, la necesidad o las condiciones políticas pasaron y la promesa no se cumplió.

POSTURAS

En temas coyunturales el polígrafo hace un recorrido por las posturas ideológicas que los políticos han mantenido en el tema a lo largo de su carrera.

  • El político se ha mantenido en la misma postura ideológica a lo largo de su carrera y su gestión.

  • El político ha modificado algunos detalles de su postura, pero sigue estando del mismo lado ideológico.

  • El político ha cambiado de postura una o más veces a lo largo de su carrera.

¿Cómo elegimos las declaraciones que irán a El Polígrafo?

Los editores de El Polígrafo hacen una revisión diaria de las declaraciones de los candidatos a gobernadores, alcaldes, diputados y jefes delegacionales que contenderán en las elecciones del 7 de junio. Después de la época electoral, se dará seguimiento a las declaraciones de gobernantes, funcionarios y personajes públicos que influyan en la opinión pública.

Revisamos discursos, noticias, comunicados, propaganda y folletos electorales, boletines de prensa, programas de televisión y radio, y seleccionamos las declaraciones periodísticamente relevantes y que pueden comprobarse para pasarlas por El Polígrafo.

El polígrafo estará dedicado a darle seguimiento a declaraciones y promesas. También echará mano de la memoria para revisar aquellas hechas en el pasado por personajes públicos que buscan un nuevo puesto de representación popular. Serán también objeto de archivo y posterior estudio aquellas declaraciones y promesas de los candidatos ganadores en el proceso federal, estatal y municipal a celebrarse el 7 de junio de 2015.

Para decidir cuáles son las declaraciones relevantes, utilizamos en estos criterios:

  • Si la declaración está basada en un hecho que podamos verificar, que tenga datos duros analizables o que se base o sea refutable con datos duros: números, cifras, fechas, estadísticas, proyecciones. No revisamos declaraciones que no estén sustentadas en información dura como las opiniones o los rumores.

  • Cuando la declaración genera una reacción, es coyuntural o tiene indicios de que puede ser engañosa o exagerada

  • Cuando las declaraciones son relevantes para la ciudadanía. No revisamos aquellas que no tienen una intención informativa o que son a todas luces un desliz del lenguaje o una contrarréplica infundada.

  • Promesas: hechas en cargos previos o actuales que ganaron por elección popular o representación proporcional.