15 millones de mexicanos dejarán de pasar hambre: Peña

Enrique Peña Nieto

Ciudad de México

"Mi compromiso, que vengo a hacer ante ustedes, es para que haya no más pobreza, no más hambre; abatir lo que señalé desde inicio de mi campaña, emprender un programa y brigadas de cero pobreza, de cero hambre, para al menos 15 millones de mexicanos que no deberán pasar hambre", dijo el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto el 1 de abril de 2012 en Guachochi, Chihuahua.

A pesar de que Peña logró un avance de 30 por ciento en el número de mexicanos beneficiarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, la pobreza alimentaria aumentó de 2012 a 2014 en 600 mil mexicanos, aunque la pobreza extrema disminuyó en 100 mil personas en ese mismo periodo, según datos del Coneval.

En diciembre de 2012, Enrique Peña Nieto anunció la creación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (CNCH) como una estrategia para erradicar la pobreza alimentaria y la pobreza extrema en el país, pero el programa inició operaciones hasta el 24 de enero de 2013. Ese día, el Presidente modificó la meta inicial del programa de 15 a 7.4 millones de mexicanos con la justificación de que el programa se concentraría en los mexicanos que padecen dos condiciones: pobreza extrema y carencia alimentaria.

A dos años y cinco meses de que inició la Cruzada contra el Hambre hay 4 millones 552 mil 669 personas beneficiadas por al menos uno de los 90 programas de la cruzada, cifra que representa solo el 30 por ciento de la meta inicial trazada por Peña para erradicar el hambre: 15 millones de personas. Sin embargo, la pobreza alimentaria no disminuyó en el país, aunque sí bajó entre los beneficiarios de la CNCH, según datos del Coneval.

En 2012, había en México 11.5 millones de mexicanos en pobreza extrema y 27.4 millones en situación de pobreza alimentaria, según datos del Coneval. Para 2014, la pobreza extrema sí disminuyó en 100 mil personas, pero la pobreza alimentaria se incrementó en 600 mil mexicanos.

Para evaluar el impacto de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el Coneval realizó una evaluación de resultados intermedios en 2015 con base en dos estudios: una encuesta panel realizada a 7 mil 616 hogares en los 400 municipios de la primera etapa de la Cruzada y un estudio de los indicadores de pobreza en cinco municipios en los que se entregan recursos de la cruzada, para analizar una muestra de la población con pobreza alimentaria.

Según datos del Coneval, la pobreza por carencia de acceso a la alimentación se redujo en un 57.5 por ciento de los 7 mil 616 hogares muestra del estudio en donde hay al menos un beneficiario de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Para realizar este estudio de impacto de la Cruzada, Coneval analizó cuánto cambiaron los indicadores de pobreza extrema y tomó los valores de 5 municipios representativos de los 400 municipios en los que inició el programa de asistencia social: Zinacantán, Chiapas; Guachochi, Chihuahua; Mártir de Cuilapan, Guerrero; San Felipe del Progreso, Estado de México y Tehuacán, Puebla.

Entre 2010 y 2014, la población en situación de pobreza extrema disminuyó más de 10 por ciento en cuatro de los cinco municipios analizados, mientras que en Tehuacán la pobreza extrema bajó sólo 1.5 por ciento.

Según la evaluación que el Coneval hizo a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el programa logró reducir la pobreza alimentaria en la casi el 60 por ciento de los hogares de la muestra y en los cinco municipios disminuyó la pobreza extrema.

El Presidente dijo que emprendería un programa para que 15 millones de mexicanos salieran de la pobreza y del hambre, pero solo el 2 por ciento de la población, es decir, 100 mil mexicanos, salió de un tipo de pobreza, la pobreza alimentaria aumentó y el programa solo ha llegado a 30 por ciento de la población que Peña Nieto prometió.