El nuevo director de Pemex ¿busca o no recorte de personal?

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, flexibilizó su postura sobre los recortes en Petróleos Mexicanos.
El director de Pemex, José Antonio González Anaya, flexibilizó su postura sobre los recortes en Petróleos Mexicanos. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Un día después de que tomó posesión como Director de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya dijo que no habría recortes al personal de Petróleos Mexicanos, pero una semana después aseguró que los recortes son necesarios.

El 9 de enero, en entrevista con Ciro Gómez Leyva, González Anaya consideró que entre los ajustes que busca para mejorar las finanzas de Pemex, no contempla el despido de trabajadores.

-”¿Cuando hablas de ajustes de estructura (...) es recorte de personal?”, le preguntó Gómez Leyva.

-“Yo no me atrevería a decir eso, las petroleras ciertamente tienen costes de todo tipo, pero vamos a verlos todos.Yo estoy convencido que Pemex tiene una gran tradición de ingenieros petroleros, vamos a trabajar conjuntamente con el sindicato y con los trabajadores de Pemex (...) muchas veces Pemex ha salido adelante en entornos de precio de petróleo muy bajos”.

-”¿Recorte de gastos, de primera entrada, no representa recorte de personal?”, le preguntó de nueva cuenta Gómez Leyva.

-”No necesariamente va a ser así, ya veremos. Apenas fui nombrado ayer así que tenemos que analizar las opciones y tenemos que buscar la mejor manera de hacerlo”, contestó González Anaya.

Exactamente 8 días después de esa entrevista y a un día de haberse anunciado el recorte al gasto federal que afecta en 100 mil millones de pesos a Pemex, su director dijo que dentro de las nuevas medidas para eficientar el gasto y mejorar las finanzas, está previsto el recorte de personal.

Sin duda va a incluir recortes (...) ¿por dónde empezar? Pues primero reduciendo gastos corporativos y administrativos, eso siempre es doloroso, pero es importante hacerlo y es ahí el primer punto donde vamos empezar.

“Tenemos que hacernos más eficientes y productivos todos los trabajadores de Pemex, no va a ser un proceso fácil (...) El fin es aumentar la rentabilidad de la empresa y fortalecer la solvencia de la empresa. En este sentido, sin duda habrá que hacer ajustes en el personal, pero ese no es el fin, y por eso a mí no me gustaría, para empezar todavía no lo tenemos finalizado... todos lo estamos analizando y lo vamos a ir viendo cada uno por su parte, y lo vamos a trabajar conjuntamente con el sindicato”, aseguró el 18 de febrero en entrevista con Carlos Loret de Mola en Primero Noticias.

Pero el fantasma de los despidos de personal como solución a los números rojos de Pemex no es nuevo: desde febrero del 2015, el anterior director Emilio Lozoya Austin, había anunciado que despidos a trabajadores eran inminentes.

El 18 de febrero de 2015, Lozoya aseguró que tras el ajuste al gasto de 62 mil millones de pesos a Pemex realizado por Hacienda ese año, una de las instrucciones del Consejo de Administración fue “hacer un esfuerzo importante en materia de recorte de gasto corriente para tratar de no afectar tanto las inversiones. Y en Pemex, sin duda, hay áreas donde podemos recortar gasto corriente. Y se le instruyó al director general específicamente lo que son servicios personales y recursos humanos". A finales del 2015, no se renovaron los contratos de 10 mil 553 trabajadores por honorarios.

El 13 de enero de este año, el Grupo Parlamentario del PAN en la Comisión Permanente en el Congreso solicitó la comparecencia de Emilio Lozoya para que explicara los recortes anunciados por Pemex en inversiones y en personal.

"La Comisión Permanente del Congreso de la Unión cita al director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, a una reunión de trabajo con objeto de conocer los criterios para instaurar tanto los recortes laborales como los presupuestales y los mecanismos para paliar los efectos nocivos de dichos recortes, que afectarán a miles de trabajadores y a sus familias", se lee en el punto de acuerdo.

En el documento se explica que el Pemex que Lozoya todavía dirigía pretendía despedir al menos a 15 mil trabajadores de su plantilla, como parte de un plan de reorganización.