Del amor al odio: cómo cambió la relación de AMLO y Mancera

Durante el desafuero de 2004, López Obrador contrató a Miguel Ángel Mancera como su abogado... ahora no se ven ni en pintura.
Durante el desafuero de 2004, López Obrador contrató a Miguel Ángel Mancera como su abogado para evitar el juicio. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha aplicado el pasaje bíblico que dice “el que no está conmigo, está contra mí”, del libro de Mateo, y un ejemplo de ello es cómo la relación que ha tenido con el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera (MAM), cambió de decir que es un político “honesto” a señalarlo como parte de la “mafia del poder”.

La relación de estos dos políticos tiene más de una década de antigüedad, cuando en la gestión del tabasqueño como Jefe de Gobierno, Mancera fue parte del equipo de abogados que lo defendió en el proceso de desafuero que el gobierno panista de Vicente Fox inició en 2004. Desde ahí, su relación fue inmejorable.

Aunque desde el año 2000 Miguel Ángel Mancera ocupó cargos en el servicio público local (que incluyeron ser asesor jurídico de la Asamblea Legistativa, después se integró a la Secretaría de Seguridad Pública como director de Invstigaciones y Procesos, después se integró a la Secretaría de Desarrollo Social como asesor jurídico para después saltar como funcionario de la PGJE) fue en 2008 cuando el gobierno de Marcelo Ebrard lo nombró Procurador de Justicia capitalino, integrándose así al gabinete de la Ciudad de México.

Fue en 2011 cuando Mancera, entonces procurador, fue propuesto por los partidos políticos PRD, PT y Movimiento Ciudadano para contender por la Jefatura de Gobierno. El 20 de diciembre de 2011, ya siendo precandidatos por el PRD a la Presidencia y a la jefatura de Gobierno, AMLO destacó que Mancera como procurador fue un funcionario honorable.

"Ahora, el que está de Procurador, lo mismo -no quiero ensalzarlo mucho porque ya saben ustedes que estamos en una temporada en donde se van a elegir a los candidatos- pero también (Miguel Ángel Mancera) es un Procurador honorable, no corrupto", dijo el tabasqueño en un mitin realizado en Tlahuac.

En la campaña electoral del 2012, los dos candidatos coincidieron en eventos organizados por los partidos de izquierda en la Ciudad de México. En las elecciones MAM obtuvo el triunfo en la capital, pero AMLO fue derrotado por Enrique Peña Nieto.

El 5 de diciembre de 2012, recién llegado Mancera a Palacio de Gobierno capitalino, el tabasqueño elogió en su cuenta de Twitter al nuevo Jefe de Gobierno y lo calificó como una persona a la altura del cargo. 

Al término de los primeros 100 días como Jefe de Gobierno, Mancera trazó una raya entre lo que sería su gestión en comparación con las anteriores.

"Nunca se me dijo que tenía que asumir un estereotipo, cada quien tiene su personalidad, y así como hubo una relación (con el Gobierno federal) de lejanía con el licenciado Andrés Manuel López Obrador, y con el licenciado Marcelo Ebrard, pues en esta Administración es diferente", contestó en entrevista al diario Reforma el 13 de marzo de 2013, luego de que se le cuestionara que grupos de izquierda y miembros de tribus perredistas criticaron la “cercanía” que la administración capitalina tenía con la federal.

A partir de este punto, la buena relación cambió a una distancia no hostil por parte de AMLO hacia Mancera, hasta que llegaron las precampañas y campañas para las elecciones intermedias.

"No queremos pleito con Mancera, pero no vamos a permitir que se utilice el aparato del Gobierno federal o delegacional para favorecer el PRD. Y si Mancera está interesado en que gane algún candidato del PRD, que renuncie y que se ponga a hacer campaña", dijo el excandidato presidencial el 6 de abril del 2015 en un mitin de Morena en la capital del país.

Un año después y en la antesala del proceso para conformar la nueva Constitución de la Ciudad de México, AMLO endureció su postura hacia MAM.

“El procedimiento para elaborar la nueva Constitución del DF no solo es antidemocrático, sitúa a EPN y Mancera como los grandes electores, sino también será costosísimo. ¿No es mejor que la actual Asamblea se convierta en Constituyente? Sí, pero la mafia dice no” tuiteó el ex candidato presidencial el 9 de diciembre de 2015, al colocar a MAM al nivel de su archienemigo político, Enrique Peña Nieto.

Pero la gota que derramó el vaso cayó la semana pasada, cuando López Obrador señaló que el PRD con la complicidad de MAM en CdMx reparte regalos para cooptar el voto de cara a las elecciones del 5 de junio próximo.

Primero lo tuvo como su abogado en el desafuero, después lo elogió como funcionario capitalino, más tarde lo apoyó como candidato y todavía le mostró simpatía. Ahora Andrés Manuel López Obrador considera a Miguel Ángel Mancera su enemigo político. Así cambió de parecer el tabasqueño.