Omar Fayad, ¿quiere o no encarcelar a cibernautas?

El senador Omar Fayad presentó una iniciativa de ley para sancionar a los cibernautas que cometan delitos.
El senador Omar Fayad presentó una iniciativa de ley para sancionar a los cibernautas que cometan delitos. (Tomada del Senado)

Ciudad de México

El senador Omar Fayad estaba seguro de que su propuesta para sancionar con penas de 6 meses hasta 55 años de cárcel a los cibernautas mexicanos que cometan delitos sería bien aceptada ... hasta que activistas y usuarios de redes sociales lo volvieron trending topic por las críticas que generó su #LeyFayad o #LeyCibermordaza.

Cuando Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, presentó la iniciativa para crear la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos, el 22 de octubre, la propuesta pasó desapercibida.

Cinco días después, en una reunión con el comisionado nacional de seguridad Enrique Galindo, el senador Fayad ensalzó su iniciativa y dijo que se trataba de una respuesta al problema de cibercrimen que cuesta a México pérdidas económicas por 3 mil millones de dólares.

El 27 de octubre, el senador dijo que "ante el acelerado crecimiento" de conductas "como programas maliciosos, fraude mediante el phishing, el pharming y otras" había presentado la iniciativa para "atender esta situación, para prevenir y sancionar los delitos informáticos".

El senador aseguró que no se trataba de una herramienta para coartar la libertad en el uso de internet, sino que solo se definirían los delitos cibernéticos para que pudieran integrarse en el Código Penal y, con ello, sancionarse.

Sin embargo, en la letra la ley que presentó el senador Fayad es mucho más severa de lo que el legislador expresó.

En la iniciativa de Fayad se definen cuáles deberán ser considerados ciberdelitos y sanciones que van de los 6 meses hasta los 55 años de cárcel y multas de 200 hasta 10 mil días de salario mínimo. Además explica que los ciberdelincuentes serán castigados por la Federación a través de unidades especializadas en los estados que podrán vigilar las redes públicas de Internet y acceder a información de cibernautas con apoyo de los proveedores de internet.

En la ley se define como ciberdelitos el acoso en redes sociales, con una sanción de 6 meses hasta 2 años de cárcel y de 50 a ochenta días de salario mínimo, la publicación de "información sensible de usuarios", con seis a doce años de prisión y de ciento cincuenta a doscientos días de salario mínimo, y la violación de correspondencia electrónica, de uno a cinco años y multa de cien a doscientos salarios mínimos, entre otros delitos.

Las críticas a la ley de Fayad no cedieron en redes sociales, pues del 27 de octubre al 2 de noviembre, el hashtag #LeyFayad alcanzó las 98 mil 809 menciones en Twitter. Ante la presión, el senador dio marcha atrás a su propuesta y hasta ofreció quemarla.

La primera respuesta del senador Fayad fue desmarcar a la bancada priista. "La iniciativa fue redactada por parte de mi equipo y fue presentada por mí, no a nombre de la bancada del PRI. #LeyFayad", dijo en su cuenta de Twitter.

Luego ofreció "construir una nueva versión en la que quede todo claro, que no queden cosas a la interpretación", para lo cual ofreció "todas las opciones: corregir, quemar, quitar, aumentar o comenzar una nueva versión #LeyFayad". 

Luego de las críticas contra su propuesta de ley, el senador Fayad aclaró en entrevista con el periódico Reforma que la iniciativa "no sirve" si se presta a interpretaciones y dijo que esta semana tendrá reuniones de trabajo y consultas para escuchar la voz de los interesados.

Hasta que el senador presente una nueva propuesta de iniciativa de ley para castigar los delitos informáticos se definirá si su postura frente a los delitos y las sanciones cambió.