Michoacán no está en quiebra: Aureoles

O El perredista Silvano Aureoles, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.
Silvano Aureoles, candidato del PRD al gobierno de Michoacán. (Nelly Salas)

Ciudad de México

"No es cierto que haya una quiebra financiera en las finanzas del estado. Digo en el escenario más crítico es que hay una deuda entre la deuda de largo plazo y la contingente de 30 mil millones de pesos, pero el estado tiene un presupuesto de 60 mil millones de pesos", dijo Silvano Aureoles, candidato del PRD al gobierno de Michoacán, durante un acto de campaña en el municipio de Contepec el domingo 26 de abril.

El candidato negó que el estado esté en quiebra y dijo que la deuda estatal es de 30 mil millones de pesos, pero el presupuesto anual es del doble de esa cifra.

Según el último dato publicado de la Secretaría de Finanzas, el saldo de la deuda estatal es de 16 mil 87 millones 463 mil 450 pesos, 13 mil 912 millones 536 mil 550 pesos menos que la deuda que el candidato perredista aseguró existe en el estado.

El saldo al cierre del 2014 de la deuda de Michoacán es de 17 mil 329 millones 738 mil 116 pesos, 12 mil millones menos de lo que el candidato declaró, según datos del Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades y Municipios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Aureoles dijo que al año Michoacán cuenta con 60 mil millones de pesos para administrar todo el servicio público del estado, pero el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de Michoacán para el Ejercicio Fiscal 2015 aprobado por el Congreso local fue de 57 mil 803 millones 992 mil 937 pesos, un par de miles de millones menos del dato que dio el perredista.

Aunque Aureoles se equivocó en los números, y la deuda es casi de la mitad de lo que él dijo, pagarla no es tan fácil como él propone. Dice él que es la mitad del presupuesto de un año, en realidad es una cuarta parte, pero el estado tiene otros gastos, otras prioridades, muchos otros rubros que atender antes que pagar la deuda. De hecho, solamente el 2.35 por ciento del presupuesto estatal es destinado a pagar la deuda - abonando al capital y pagando intereses.

Y a pesar de que los montos reales de deuda registrados son, como aseguró Aureoles, mucho menores que el presupuesto anual estatal, eso no asegura que se podría pagar en su totalidad la deuda ya que los contratos firmados con instituciones bancarias tienen un plazo definido que oscila entre 6 meses hasta 30 años.

En 2015, la calificadora Standard & Poor's subió a Michoacán a una calificación de riesgo crediticio 'BBB' con perspectiva estable luego de que en 2013 el estado entró en el listado de Revisión Especial (CreditWatch) debido a la liquidez débil del estado.