Lorenzo Córdova, ¿quiere o no que le quiten el registro al Verde?

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.
Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE. (Tomada de Twitter / @INEMexico)

Ciudad de México

Al consejero presidente del INE la propuesta ciudadana de quitarle el registro al Partido Verde por las violaciones que cometió al entregar mochilas, boletos de cine y bombardear con publicidad las calles en las elecciones pasadas le pareció una medida radical.

En abril de 2015, un grupo de ciudadanos presentó ante el INE una solicitud para que se quitara el registro Partido Verde por sus violaciones a la ley electoral rumbo a los comicios del 7 de junio y que, según el consejero Lorenzo Córdova, habían ameritado para el partido 26 multas por 597.5 millones de pesos.

La postura de Lorenzo Córdova fue firme desde el principio: el Partido Verde Ecologista de México no debía perder el registro. El consejero votó dos veces en el mismo sentido. Primero, argumentando que la petición no estaba prevista en la legislación electoral, después porque consideró que las violaciones del Verde no pusieron en riesgo la democracia y dijo que quitarle el registro también afectaba a los militantes del partido.

El 20 de mayo de 2015, los consejeros electorales discutieron una propuesta enviada por los representantes de los partidos PAN, PRD, PT, Morena, Humanista y Encuentro Social para cancelar el registro como partido político al Verde.

En la discusión de la propuesta, el consejero Lorenzo Córdova dijo que no apoyaría el proyecto para quitar el registro al Partido Verde porque se trataba de "una ruta no prevista en la propia legislación", pero votó a favor de que la Secretaría Ejecutiva del instituto resolviera cómo podría llevarse a cabo la petición.

"En ese mismo sentido, y dado que es probable que el proyecto se rechace en sus términos, yo no voy a acompañar el proyecto en sus términos, sí quiero instruir que se remita el expediente de este asunto, en todo caso, con independencia del resultado de la votación, para que la Secretaría Ejecutiva analice el cauce legal que corresponde a la brevedad posible", dijo Córdova el 20 de mayo de 2015.

En su participación, Córdova dijo que la petición no estaba contemplada en la ley electoral, por lo que ante la duda los consejeros optaron "por una ruta cierta, vista la gravedad de los hechos denunciados y la gravedad de la sanción que se estaba demandando. Más vale andarse con pies de plomo, ese fue nuestro razonamiento. Pero nos corregirá el Tribunal si piensa lo contrario".

El 27 de mayo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación regresó la petición de retirar el registro al PVEM a la Unidad Técnica de lo Contencioso del INE quien la envió a la Comisión de Quejas del instituto.

El 7 de agosto, la Comisión de Quejas del INE discutió la petición y rechazó quitar el registro al Partido Verde, por lo que la petición fue enviada a los consejeros electorales para que discutieran, ratificaran o rechazaran la resolución.

En sesión extraordinaria, Lorenzo Córdova votó a favor de que el proyecto para quitar el registro al Partido Verde no procediera, como lo resolvió la Comisión de Quejas.

La resolución de que el PVEM mantuviera el registro se aprobó por los consejeros con siete votos a favor y cuatro en contra.

Córdova dijo que el partido Verde había cometido durante varios meses violaciones electorales graves para tener ventaja en las elecciones del 7 de junio, pero que por estas faltas había sido también gravemente sancionado y que con esas acciones el partido no puso en riesgo el sistema democrático.

"El PVEM violó la ley, por eso fue sancionado, lo hizo de manera grave y por eso fue sancionado gravemente. Pero el conjunto de ilícitos en los que incurrió a lo largo de estos meses, no puso en riesgo, ni el sistema democrático, ni al estado constitucional. Precisamente lo que, en el ámbito comparado aquí menospreciado, ha ocurrido cuando se ha echado mano del recurso punitivo, por parte del Estado, de retirar el registro de un partido", dijo Lorenzo Córdova en sesión extraordinaria el 12 de agosto.

Explicó que retirarle el registro al Partido Verde es la sanción más grave que puede imponerse a un partido político y que hacerlo también afecta los derechos de los militantes y simpatizantes, por lo que debe ser un recurso del que se debe echar mano "de manera comedida, cuando sea absolutamente inevitable y no pueden ni deben abaratarse".

"Por eso, el retiro de un registro es una pena trascendente, porque no afecta sólo al partido, sino a los derechos políticos fundamentales de millones de ciudadanos. No pretendo menospreciar la gravedad de las conductas cometidas por el Partido Verde y su actitud desafiante a la autoridad y a las reglas del juego democrático, pero ni en lo individual, ni en conjunto, me parece que los ilícitos en que incurrió, hayan puesto en riesgo la supervivencia de nuestra democracia".

Debido a que retirar el registro al partido afectaría a millones de ciudadanos y porque, a consideración del consejero presidente, el Partido Verde no puso en riesgo la supervivencia de la democracia, Córdova votó en contra de que el PVEM deje de ser un partido político.