Promete Aureoles bajarse 25 por ciento el sueldo

Ciudad de México

Antes de asumir el cargo de gobernador de Michoacán, el perredista Silvano Aureoles prometió que a partir del primer día de su administración se bajaría el salario un 25 por ciento y haría lo mismo con los sueldos de los funcionarios de su gabinete.

"El gobernador del estado, a partir del 1 de octubre, va a ganar 25 por ciento menos de lo que gana ahora; es un recorte a los salarios de los funcionarios de primer nivel. Para abajo, para poner orden en lo que sigue", dijo Aureoles en un mitin en Huetamo el 18 de julio de 2015.

Al gobernador de Michoacán, los porcentajes no se le dan. Según la página de transparencia de la Secretaría de Finanzas estatal, el anterior gobernador, Salvador Jara, percibía un sueldo bruto mensual de 114 mil 923.89 pesos integrado en dos partes: nómina mecanizada, de 48 mil 790 pesos, y compensaciones, de 66 mil 133 pesos. El total neto (quitando impuestos) de su sueldo era de 80 mil 823 pesos mensuales.

Pero Silvano Aureoles no gana el 25 por ciento menos de eso. Desde octubre, el actual mandatario percibe un sueldo bruto de 102 mil 726 pesos, 36 mil 592 de nómina y 66 mil 133 pesos de compensaciones, que menos impuestos es un sueldo neto de 73 mil 162 pesos, apenas un 9.5 por ciento menos del total de las percepciones mensuales de su predecesor, según el tabulador vigente que la Secretaría de Finanzas estatal envió a El Polígrafo.

La diferencia entre el sueldo de Jara y el del gobernador Aureoles es que el actual mandatario se quitó 25 por ciento pero sólo de una de las dos partes que componen su salario, correspondiente a la nómina mecanizada, que antes era de 48 mil 790 pesos y actualmente es de 36 mil 592. Pero la parte de compensaciones se quedó igual, en 66 mil 133 pesos.

Para haber cumplido su promesa de bajarse el 25 por ciento del sueldo que su antecesor, Silvano debería de ganar 60 mil 617 pesos, pero solo se redujo un 9.5 por ciento del total de su sueldo al percibir 73 mil 162 pesos.

La promesa de reducir el sueldo a su gabinete tampoco fue cumplida. Según el documento que envió la Secretaría de Finanzas a El Polígrafo, de los funcionarios de primer nivel sólo al secretario de Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, se le redujo el sueldo de la misma manera que el gobernador: 25 por ciento en la nómina mecanizada y no en el total de sus percepciones.

La promesa del perredista fue clara: desde el primer día de su mandato, el gobernador y su gabinete ganarían tres cuartas partes del salario de sus antecesores. Pero, para que se realice una modificación de esa índole en la administración estatal, bajar el salario del gobernador y de los mandos medios y superiores, es necesario que el Congreso de Michoacán apruebe modificaciones en materia de sueldos y tabuladores personales a petición del Ejecutivo.

En el decreto de Presupuesto de Egresos del 2016 aprobado el 31 de diciembre por el Congreso de Michoacán, enviado por Aureoles, no se propone explícitamente las modificaciones al tabulador con el ajuste a la baja en los sueldos.

El departamento de Comunicación del Congreso de Michoacán aseguró que no contaban con información de una nueva propuesta de tabuladores de salario y que el único documento con esa información estaba contenida en el Decreto de Presupuesto de Egresos del Estado de Michoacán 2016.