Ejército reforzará seguridad en Guerrero tras ola de violencia

En Teloloapan, Arcelia, Tixtla y Chilapa, habrá más presencia de militares ya que se instalarán tres Bases de Operaciones Mixtas; también habrá vigilancia en Ajuchitlán del Progreso.

México

El Ejército reforzará la seguridad en cinco municipios de Guerrero ante los hechos violentos del fin de semana con el hallazgo de al menos 11 cuerpos en dos diferentes partes del estado.

TE RECOMENDAMOS: Encuentran nueve decapitados en carretera de Tixtla

La seguridad se fortalecerá en Teloloapan, Arcelia, Ajuchitlán del Progreso, Tixtla y Chilapa, acordó el Grupo de Coordinación Guerrero, junto con el gobernador Héctor Astudillo y el coordinador de la estrategia de seguridad en el estado, general Alejandro Saavedra, comandante de la Novena Región Militar.

El portavoz del grupo, Roberto Álvarez Heredia, detalló que en Teloloapan y Arcelia se instalarán tres Bases de Operaciones Mixtas, integradas por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Además, se instalarán tres puestos de control en la carretera Iguala-Ciudad Altamirano para la revisión de personas, vehículos y transporte público.

En el caso de los municipios de Tixtla y Chilapa también se acordó la instalación de tres Bases de Operaciones Mixtas integradas por 150 elementos, así como reforzar las acciones de inteligencia para detectar a los grupos delictivos y detener a sus integrantes para consignarlos.

El gobernador de Guerrero dará seguimiento con el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al compromiso de instalar cuarteles militares en Teloloapan y Chilapa.

Asimismo, se continuará con la búsqueda de los secuestrados en el municipio de Ajuchitlán del Progreso.

Desde enero de 2015, la pugna entre Los Rojos y Los Ardillos por el control de Tixtla se recrudeció, lo que se tradujo en el incremento de asesinatos, levantones y desapariciones.

Los Ardillos tienen como principal centro de operaciones Quechultenango, pero desde 2013 le disputan la supremacía a Los Rojos en los municipios de Chilapa de Álvarez, lo que a la fecha ha representado un registro de por lo menos 230 actos violentos, entre asesinatos, secuestros y desapariciones.

En Tixtla la violencia ha prevalecido a pesar de que la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias tiene presencia en el Barrio de El Fortín, además de comunidades como Atliaca y Zacatzonapan.

Los policías comunitarios se han quedado completamente al margen del conflicto y sus representantes han dicho que se limitarán solo a resguardar sus zonas de influencia.

Con información de Rogelio Agustín Esteban


VJCM