Plantea Segob cinco ejes contra el bullying

El subsecretario de prevención pidió no satanizar a las escuelas por los casos de acoso escolar registrados; afirmó que las zonas más delicadas coinciden con las zonas violentas del país.

Ciudad de México

El subsecretario de prevención, Roberto Campa, presentó los cinco ejes sobre los cuales trabajarán de manera coordinada el gobierno federal y los estados para prevenir el bullying en las escuelas.

El funcionario federal consideró inconveniente satanizar a las escuelas por los casos de bullying registrados y afirmó que las zonas más delicadas en acoso escolar, coinciden con las zonas de influencia de la violencia.

"Creemos que es muy importante visibilizar este problema, sería un error ocultarlo, pero creemos también que resulta a todas luces inconveniente satanizar a las escuelas porque, reitero, sobre todo en las zonas más violentas de nuestro país, las escuelas son un espacio de protección", dijo.

En conferencia de prensa, Campa explicó que el primero de los ejes considera que la escuela es un factor de protección, el cual reconoció, "tenemos que mejorar".

El segundo eje del programa denominado "Nos Mueve la Paz", es que la violencia escolar es un síntoma de lo que pasa en el ambiente externo y refleja violencia familiar y comunitaria, por lo que atenderán el ambiente que rodea a los niños.

Campa detalló que el tercer eje busca impulsar de manera especial la mediación escolar para resolución de conflictos. "Necesitamos fomentar valores y prevenir la discriminación entre estudiantes", dijo.

Agregó que el cuarto punto contempla como necesario e importante reconocer el problema de acoso escolar y generar mayor conocimiento sobre el mismo.

Destacó el quinto eje, ya que consideró, deben implementarse estrategias integrales que involucren a la comunidad educativa, padres, maestros, alumnos, además de la sociedad general y medios de comunicación.

El secretario de prevención anunció que la Secretaría de Educación Pública dará a conocer acciones que tienen que ver con establecer reglas y límites porque sin éstos, los menores se sienten desprotegidos.

Aseguró que el gobierno federal ha enfrentado el problema desde el inicio de la administración y que solo en el Programa Nacional de Prevención de la Violencia y la Delincuencia este año se incluyen 547 acciones en los polígonos más violentos con una inversión que supera los 166 millones de pesos.