• Regístrate
Estás leyendo: Paridad de género, simulación en Oaxaca
Comparte esta noticia

Paridad de género, simulación en Oaxaca

Cimacnoticias: Periodismo con perspectiva de género

Las reglas para respetar la igualdad como principio constitucional no fueron suficientes para evitar que los partidos políticos obligaran a renunciar a las alcaldesas electas.
Publicidad
Publicidad

En el proceso electoral de 2018, en el estado de Oaxaca, 52 mujeres fueron electas como presidentas municipales por el régimen de partidos políticos, un hecho histórico porque se trata de un estado donde las mujeres viven violencia por participar en política.

El pasado 1 de enero tomaron protesta las alcaldesas y más de 500 mujeres electas para integrar los cabildos; sin embargo, dos alcaldesas y sus suplentes renunciaron para dejar sus lugares a hombres, rompiendo así el principio de paridad de género.

ALCALDESAS ELECTAS

Esquivando las resistencias de sus correligionarios y los ataques para abandonar sus aspiraciones políticas, las mujeres hicieron campaña y ganaron las elecciones.

Susana Alvarado se convirtió en la primera presidenta municipal de Santa María Teopoxco, pese a la violencia política ejercida por Carlos Quevedo Fabián, candidato que fingió ser transgénero para ser postulado y reelegirse, simulando cumplir con el principio de paridad.

Este 1 de enero también asumió Saymi Pineda Velasco en San Pedro Pochutla; durante la campaña denunció violencia política por razón de género y amenazas por parte de Víctor Cruz Vásquez, quien fungía como presidente municipal de esa localidad.

Lizbeth Victoria Huerta tomó posesión como presidenta en Asunción Nochixtlán, municipio que será gobernado por primera vez por una mujer.

En total 566 mujeres fueron electas para un cargo: 151 son síndicas y 363 regidoras.

VIOLENCIA Y RENUNCIAS

Después de la jornada electoral la violencia no cesó, por el contrario, se agudizó. En opinión de la integrante del Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres, Anabel López Sánchez, el mayor riesgo que viven las mujeres es en el ejercicio del cargo, sobre todo en el ámbito municipal.

El 1 de enero la regidora de Tlaxiaco, Cleotilde Santos Ramírez, fue herida de manera colateral en el atentado que privó de la vida al edil, Alejandro Aparicio Santiago.

Al tiempo, la presidenta municipal electa en Santiago Tamazola, Anayeli Huerta Atristaín y su suplente, Yarecxy Sánchez Galindo, renunciaron para que su lugar fuera ocupado por el ex presidente municipal Óscar Sánchez Ruiz.

En Oaxaca se utilizó la misma estrategia para sacar a las mujeres de la política que se usó hace una década a nivel federal: se les obligó a renunciar. En 2009 los partidos exigieron a ocho diputadas federales electas pedir licencia para que sus cargos fueran ocupados por varones.

En sesión extraordinaria de cabildo, realizada a media hora de rendir protesta, Huerta Atristaín, postulada por el PRI, informó que dejaba el cargo por “causas de fuerza mayor” y aunque su cargo lo debía asumir su suplente, que por ley también debe ser mujer, ella también renunció.

La alcaldesa y su suplente son cuñada y sobrina, respectivamente, de quien siendo síndico asumió como presidente municipal. Sánchez Ruiz fue denunciado por ejercer violencia política de género contra la regidora Heriberta Herlinda Martínez Balderas, durante la pasada administración.

Las renuncias se repitieron en el municipio de San Miguel Ahuehuetitlán, donde la alcaldesa priista Fidelia Bernarda Cuenca Fermín, y su suplente, Emilia Blandina Galindo, dimitieron.

En otro caso, la alcaldesa de San Juan Bautista Tlacoatzintepec, Martha Regules Mendoza, denunció en redes sociales que fue amenazada por sus compañeros de partido para no desempeñar el cargo.

En el municipio de San Juan Colorado, el PRD registró formalmente a Tania Remedios Arias, pero su esposo, Eliezer Alberto García Lorenzo, fue quien hizo campaña al estar registrado en el segundo lugar de la planilla ganadora. Al final fue él quien recibió el bastón de mando.

CRITICAN SIMULACIÓN

Aunque las autoridades electas tienen derecho a renunciar, la consejera del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Nayma Enríquez Estrada, aseguró que en estos casos hay elementos para considerar que las renuncias fueron actos de simulación.

Ante ello, el IEEPCO, la Secretaría de la Mujer y el Tribunal Electoral del estado, pidieron a quienes integran los cabildos, a los partidos políticos y cualquier persona, evitar restringir, suspender o impedir que las oaxaqueñas ejerzan cargos municipales.

Con información de: Anayeli García Martínez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.