Corte deja caso de presunto violador a juez del fuero común

El ministro José Ramón Cossío Díaz propuso que sea el juez Quinto Penal de Aguascalientes quien analice el caso en el que se acusa a Francisco Javier Hinojo Alonso de violar a dos menores.
La Suprema Corte de Justicia de la Nación deberá resolver las controversias al respecto.
Con siete votos a favor y cuatro en contra, el Pleno de la Corte puso fin a este polémico caso. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no quiso meterse en problemas y dejó en manos de un juez del fuero común la responsabilidad de desechar las pruebas que se obtuvieron durante el arraigo de Francisco Javier Hinojo Alonso, quien fue acusado de violar a dos menores de edad en Aguascalientes.

El Alto Tribunal tenía previsto analizar cuál de las 82 pruebas que se consiguieron durante el arraigo y que sirvieron para llevar a prisión a Hinojo Alonso tenían que ser declaradas inválidas.

José Ramón Cossío Díaz, ministro ponente, cambió de opinión y propuso que sea el juez Quinto Penal de Aguascalientes quien analice el caso y deje sin efecto el material probatorio obtenido durante el arraigo de 26 días al que fue sometido el quejoso, del 12 de mayo al 7 de junio de 2012.

Con siete votos a favor y cuatro en contra, el Pleno de la Corte puso fin a este polémico caso, donde una vez más los ministros se dividieron por el amparo concedido a Javier Hinojo, ya que argumentaron que este tipo de sentencias puede traer beneficios a presuntos delincuentes.

El ministro Luis María Aguilar Morales, quien votó a favor de la propuesta de Cossío, mandó un mensaje entrelíneas a la ciudadanía, diciendo que las víctimas pueden estar tranquilas, porque la Corte no está invalidando todas las pruebas y la sentencia no tendrá un efecto inmediato.

Comentó que será el juez del fuero común quien determine qué pruebas carecen de valor probatorio.

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea también se pronunció al respecto y declaró que no se anulan las pruebas, sólo aquellas vinculadas directamente con el arraigo.

Por su parte, el ministro Fernando Franco González manifestó estar convencido de que el arraigo sí aplica en el ámbito local; no obstante, la Corte declaró desde la semana pasada que ni un estado ni el Distrito Federal tienen facultades para legislar en la materia.

El presunto delincuente fue detenido en mayo de 2012, luego de que fue denunciado por contactar por la red social de Facebook, a una menor de edad que en su cuenta escribió que su ilusión era ser una artista.

El detenido, según la averiguación previa, aprovechó la situación para contactarla y abusar sexualmente de la adolescente y de su amiga, a quienes obligó a practicar sexo oral; les tomó fotografías cuando se encontraban desnudas y las quiso extorsionar con la amenaza de que si no le daban dinero, las imágenes las difundiría en las redes sociales.

Empero, la familia del acusado aseguró que Francisco Javier fue levantado el 12 de mayo de 2012, por dos hombres y una mujer quienes con el pretexto de comprarle un vehículo se lo llevaron y lo introdujeron a su domicilio robándose el CPU de una computadora.

Asimismo, se llevaron una memoria, el celular de su hija, el de su esposa y el de una cámara fotográfica; una hora después llegaron agentes ministeriales identificándose para llevarse el vehículo en mención, argumentando que traía placas sobrepuestas, afirmó Felipe Hinojo, quien denunció los hechos a través de Facebook.