• Regístrate
Estás leyendo: Vinculan a proceso a presunto asesino de Ana Lizbeth por feminicidio
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 18:46 Hoy

Vinculan a proceso a presunto asesino de Ana Lizbeth por feminicidio

Fue internado en el penal del Topo Chico

Juan Fernando “N”, presunto responsable del asesinato de la menor de ocho años en Juárez, fue señalado también por secuestro agravado
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Luego de una audiencia de más de seis horas, Juan Fernando “N”, presunto responsable del asesinato de la niña Ana Lizbeth Polina Ramírez, de 8 años, fue vinculado a proceso por los delitos de secuestro agravado y feminicidio.

Antes de concluir la audiencia, la juez de control, Verónica Cecilia Landeros, resolvió concederle cuatro meses de plazo al agente del Ministerio Público para que concluya las investigaciones del caso.

La audiencia donde se ventilaron los pormenores de los trágicos hechos en los que resultó víctima la niña Ana Lizbeth se realizó a puerta cerrada en cumplimiento a lo establecido en el Código Nacional de Procedimiento Penales, el cual ordena que los acontecimientos relacionados con menores de edad deben ser estrictamente privados.

La captura de Juan Fernando “N” se realizó ayer por la madrugada en el municipio de Santa Catarina y de inmediato fue internado en el Penal del Topo Chico.

En rueda de prensa, el fiscal Gustavo Adolfo Guerrero, el vicefiscal Luis Orozco Suárez y Esteban Cantú Montes, director de la Agencia Estatal de investigaciones, confirmaron la captura del presunto asesino y la colaboración de un ciudadano por el que se entregará el medio millón de pesos ofrecido un día anterior.



El presunto sospechoso fue capturado en la madrugada sentado debajo de un árbol de un estacionamiento en una tienda de autoservicio, ubicado en la avenida Díaz Ordaz y Benito Juárez, colonia La Fama, en Santa Catarina.

A las 03:00, Juan Fernando “N”, fue recluido en la penal del Topo Chico, informó el Fiscal.

“Es un hecho muy lamentable para la sociedad de Nuevo León y el país entero donde sujetos sin escrúpulos hayan privado de la vida a una inocente como era la menor Ana Lizbeth”, indicó.

“Es una sola persona la que nos apoyó y proporcionó información”, señaló el director de la Agencia Estatal de Investigaciones.


Así mismo se hizo referencia que en 2014Juan Fernando “N” plagió a una niña de 12 años en Santa Catarina y fue acusado de delitos sexuales por lo que se ofreció una recompensa de 275 mil 889 pesos, pero nunca lo habían ubicado.


Al respecto, el director de la AEI dijo que no habían dejado de buscar al acusado, sino que no lo habían ubicado porque salía constantemente del estado y apenas unos días había vuelto a la ciudad.

Y ahora mientras la fiscalía continúa las indagatorias correspondiente para complementar la carpeta judicial que inició el pasado lunes 16, Juan Fernando “N” debe permanecer recluido en el penal del Topo Chico a donde ingresó la madrugada de ayer por órdenes de la juez que le inició el juicio de preparación.

Además de que se espera que en las próximas horas le sean notificadas las órdenes de aprehensión que tiene pendiente.


Fue policía en estado y municipio, confirman


Juan Fernando “N”, detenido como presunto asesino de la niña Ana Lizbeth, de 8 años,  fue policía estatal y municipal de Monterrey.


El Gobierno de Nuevo León y el propio vicefiscal Luis Enrique Orozco Suárez, proporcionaron información del presunto asesino.

Juan Fernando “N” ingresó a la Policía Estatal el 1 de julio del año 2000 y causó baja el 5 de junio de 2001.

El motivo de su salida de la citada corporación se debió a una renuncia voluntaria, señaló el Gobierno del Estado.

En rueda de prensa, el vicefiscal Luis Enrique Orozco Suárez informó que el presunto asesino fue elemento de la Policía municipal de Monterrey hace 18 años.



Investigarán protocolo de autoridades de Juárez

A la par del proceso penal por el asesinato de Ana Lizbeth, la Fiscalía General investiga el procedimiento de la Policía de Juárez que atendió en primera instancia el reporte de desaparición de la menor. Esto debido a que la denuncia ante el CODE se realizó hasta 12 horas después de que ocurrieron los hechos, indicó el titular de la institución, Gustavo Adolfo Guerrero.

El fiscal general de Justicia reveló que la intervención del Grupo Especializado en Búsqueda Inmediata, (GEBI) arrancó 12 horas después de la desaparición de la niña, debido a que la policía municipal fue quien atendió el reporte que la familia hizo al 911 cerca de las 21:00 horas del domingo, pero no dieron aviso a la fiscalía.


Tenía parentesco con funcionario de Fiscalía


El presunto asesino de la pequeña Ana Lizbeth, Juan Fernando “N”, es familiar de un funcionario de la Fiscalía General de Justicia del Estado, confirmó la misma dependencia.

Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal de Ministerios Públicos, informó que sí existe un parentesco con un servidor público dentro de la misma dependencia estatal que encabeza Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez.

“Particularmente en redes sociales se ha difundido información en relación al parentesco de esta persona con un elemento de la institución, efectivamente esta persona tiene parentesco con un elemento de la institución, esa persona ha sido entrevistada por el Ministerio Público y no encontramos hasta este momento ningún dato que revele su participación en este evento.

“No quisiera especular, es un hecho muy lamentable, sin embargo, no quiere decir, que vamos a solapar o proteger a ninguna persona“, señaló Orozco Suárez.

Dijo que el servidor público ayudó en todo momento en la investigación para dar con su familiar que era buscado por la autoridad judicial.



Claves...

• La captura de Juan Fernando “N” se realizó ayer por la madrugada en el municipio de Santa Catarina y de inmediato fue internado en el penal del Topo Chico.

• Se informó que una sola persona apoyó y proporcionó información sobre el presunto responsable del asesinato de la menor.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.