Piden crear registro confiable de víctimas de tortura

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas explicó que desconocer los índices reales de victimización provoca que no se prevenga ese delito, violaciones a la integridad y escasa reparación del daño.
Expertos en derechos humanos coincidieron en que la tortura en México es un fenómeno regular, que no se investiga ni se sanciona.
La CEAV anunció que trabaja en la elaboración del diagnóstico sobre índices de victimización en materia de tortura y otros malos tratos. (Shutterstock)

Ciudad de México

México carece de un registro confiable que permita conocer con certeza el número de víctimas de tortura y de otros malos tratos, indicó la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

"El desconocimiento de los índices reales de victimización en materia de tortura y otros malos tratos produce una serie de inconvenientes, que van desde la falta de prevención de la tortura y otras violaciones a la integridad personal, hasta la escasa reparación a víctimas de este tipo de hechos", informó en un comunicado.

Al sumarse a la conmemoración del Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, este 26 de junio, el organismo del gobierno federal precisó que es indispensable la creación de políticas públicas para enfrentar la tortura y malos tratos, además de brindar atención a las víctimas de esos delitos.

Explicó que la creación de esas políticas permitiría tener "una idea clara del volumen de la población afectada por atentados a su integridad personal, así como el perfil de dichas personas, a fin de poder brindarles una atención adecuada a sus problemas".

La CEAV anunció que, a través de su Comité de Comité de Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, trabaja en la elaboración del diagnóstico sobre índices de victimización en materia de tortura y otros malos tratos, con el cual se podrá tener un conocimiento cercano de casos de tortura y victimización en esta materia.

Expresó que "romper con la clandestinidad del fenómeno de la tortura y reconocer a las víctimas de esta grave violación a los derechos humanos, así como tener conocimiento sobre zonas donde haya una alta incidencia de la tortura u otros malos tratos, representa información sustantiva para la formulación de políticas públicas de prevención específicas".

La comisión refrendó su compromiso con las víctimas de delitos y de violaciones a los derechos humanos que han vivido esta lamentable situación.