Por desgracia, la víctima fue mi sobrino: caso Yakiri

En un recorrido por la unidad habitacional donde vivía Miguel Ángel Ramírez Anaya, su tío Juan narró que la cortadura en el cuello de su sobrino fue como si quisieran decapitarlo.

Ciudad de México

En la unidad habitacional que se encuentra en la calle Doctor Jiménez casi esquina Doctor Lavista, en la delegación Cuauhtémoc, a unos pasos de las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, vivía Miguel Ángel Ramírez Anaya, quien murió presuntamente cuando Yakiri Rubí le enterró un cuchillo en el cuello por haber supuestamente abusado de ella.

Juan, el tío de Miguel Ángel, abrió la puerta de la unidad habitacional, donde yace una veladora como ofrenda por la persona que murió hace más de una semana en ese lugar.

"La muchacha fue quien lo mató", explicó el tío de Miguel Ángel. "Llegó en la moto. La dejó afuera de la unidad habitacional. Entró con las cortaduras en su cuello. Ahí cayó", señaló Juan el lugar.

"La cortadura en el cuello fue como si quisieran decapitarlo": un corte horizontal. Juan desliza la punta de su dedo índice sobre su cuello. Un corte vertical en la cabeza también. Y uno más en el costado derecho. "¿Crees que un intento de violación haría eso?", preguntó.

Esas marcas eran las más notorias, dijo el tío quien constantemente miraba el lugar donde falleció su sobrino.

- ¿Cómo era Miguel?

- Miguel era como todo chamaco que echa relajo y todo eso. Buena onda. Andaba con ella por lo que supe...

- ¿Eran novios?

- Mira, porque no mejor vienes más al rato para que Omar te diga. Para que él declare bien todo.

Un hombre vestido con una sudadera negra salió para entregarle un teléfono a Juan, tenía una llamada. El hombre de la sudadera dijo 'no declare nada, no declare nada'.

- ¿Tú eres familiar de Miguel?, se le preguntó al hombre que salió de repente.

- No sé carnal.

El tío terminó su conversación por teléfono y regresó para continuar su relato: "si pues eso fue lo que más o menos sabemos y es lo que está escrito en la Procuraduría. La persona está detenida. Por desgracia la víctima fue mi sobrino. ¿Ya qué podemos hacer?", lamentó Juan.

Recorrido de la zona

El hotel Alcázar, lugar que la familia de Yakiri reportó donde fue presuntamente violada, tiene cámaras de seguridad que vigilan la entrada del estacionamiento y la puerta principal.

En un recorrido que realizó MILENIO por el hotel, las habitaciones se encuentran abiertas. Un cuarto tenía al menos cuatro televisores encimados. Personal de limpieza ve quién recorre los pasillos, pero siguen en su labor.

Al pasar nuevamente por la recepción, la persona que atendía tardó para llegar al mostrador. Una vez ahí, se le preguntó sobre los hechos; dijo desconocer los hechos en el hotel, a pesar de que la PGJDF reportó en un comunicado que el 9 de diciembre personal del establecimiento se quejó, porque la habitación 27 se encontraba en desastre.

Cuando agentes de investigación de esa dependencia capitalina se presentaron a la habitación del hotel, encontraron huellas de sangre, zapatos de hombre, entre otros, informó la procuraduría capitalina en ese mismo comunicado sobre los hechos la noche del 9 de diciembre.