Las 5 versiones sobre los 43

El GIEI indicó que detenidos han declarado que a los normalistas los llevaron a la colonia Pueblo Viejo, a una casa de seguridad en Las Lomas, al basurero de Cocula y a la localidad de Tijeritas.
Imagen del basurero de Cocula con presuntos indicios de un incendio en el lugar.
Esta versión indica que los normalistas fueron asesinados, calcinados en el basurero municipal de Cocula y los restos arrojados al Río San Juan. (Héctor Téllez/Archivo)

Ciudad de México

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes indicó que, según información en las investigaciones de la Fiscalía de Guerrero y la PGR, hay cinco versiones sobre el posible destino de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En su "Informe Ayotzinapa. Investigación y primeras conclusiones", el GIEI dividió las declaraciones de los integrantes de Guerreros Unidos detenidos y explicó cuatro versiones de lo que pudo ser el destino de los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014.

Una es que los criminales llevaron a los estudiantes a Pueblo Viejo, otra que los trasladaron a una casa de seguridad en el poblado Las Lomas, la tercera que los llevaron al basurero de Cocula. La cuarta refiere que los estudiantes llegaron a Iguala para matar a los hermanos Benítez Palacios, presuntos integrantes de Guerreros Unidos.

El GIEI aseguró ayer que la PGR busca generar una quinta versión, a partir de los indicios que apuntan hacia la probable separación de los 43 en dos grupos: a 17 los llevaron al basurero de Cocula y al resto lo trasladaron a la localidad de Tijeritas, "rumbo a Texcoco", al rancho de otro jefe identificado como Víctor Benítez Palacios, quien los habría disuelto en ácido.

Pueblo Viejo

Esta versión indica que integrantes del cártel de Guerreros Unidos asesinaron a los jóvenes. Los cuerpos los arrojaron a una fosa en la colonia Pueblo Viejo y les prendieron fuego.

De acuerdo con el GIEI, "esta versión la sostienen Marco Antonio Ríos Berber, Amarguras, y Miguel Ángel Ríos Sánchez, Pozol, quienes según su declaración habrían participado en los hechos y Ramiro Ocampo Pineda, Chango, y Osvaldo Ríos Sánchez, Gordo, a quienes se lo contaron".

Amarguras declaró ante las autoridades que Gaby, Choki y él mataron a jóvenes y los calcinaron en una fosa.

Casa de Seguridad de Las Lomas

Esta versión narra que integrantes de Guerreros Unidos llevaron a 17 normalistas a una casa de seguridad en el poblado de Las Lomas, en Guerrero, donde los asesinaron. Después los enterraron en un rancho y un hombre, identificado como El Choky, dio la orden de quemar a unos muchachos.

El GIEI indicó que esta versión fue relatada por Martín Alejandro Macedo Barrera:

"Una vez que se comienzan a bajar los estudiantes comienzan a correr y logramos asegurar a diecisiete, los cuales subimos a nuestras camionetas y los llevamos a la casa de seguridad de la loma donde los matamos inmediatamente ya que no se querían someter y como eran más que nosotros, Choky dio la instrucción que les diéramos piso.

"Algunos los mataron con tiro de gracia en la cabeza y a otros a golpes ya que se pusieron muy violentos cuando estaban secuestrados y para que no estuvieran chingando se decidió matarlos. La otra camioneta que participó fue la lobo negro", se lee en el informe.

Basurero de Cocula

Esta versión indica que los normalistas fueron asesinados, calcinados en el basurero municipal de Cocula y los restos arrojados al Río San Juan.

Según el GIEI, esta versión se encuentra en cinco declaraciones de los miembros de Guerreros Unidos identificados como Agustín García Reyes, Cheje o Chereje; Jonathan Osorio Cortez, Jonás; Patricio Reyes Landa, Pato; Felipe Rodríguez Salgado, Cepillo o Terco; Miguel Ángel Landa Bahena, Duva, Duvalín o Chequel.

El grupo de expertos determinó, según un peritaje de fuego, que los 43 normalistas no fueron calcinados en el basurero de Cocula.

Los Peques

El líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, El Chino y José Javier Brito Catalán, El JJ, dijeron que los normalistas llegaron a Iguala para "matar a los hermanos Benítez Palacios", dueños del auto lavado Los Peques.

El Chino le dijo a El Gil que el entonces subdirector operativo de la Policía Municipal de Iguala, "Francisco Salgado Valladares había defendido la plaza y que ya sabían de dónde venían los 17 rojos (supuestos integrantes del grupo delictivo Los Rojos)”.

Según el reporte, El Chino le contó a El Gil que "de los 17 rojos ya se han ido al agua o sea que ya los quemaron, que las cenizas las botaron (en) agua, yo me imagino que es el río Cocula".