Dan el último adiós a víctimas inocentes de Puerta del Sol

La niña América de la Paz, Juanito y su papá Juan Chaires recibieron cristiana sepultura en un ambiente de impotencia y sed de justicia.
La niña, América de la Paz Manzanares Olvera, de 7 años, fue velada en su domicilio.
La niña, América de la Paz Manzanares Olvera, de 7 años, fue velada en su domicilio. (Agustín Martínez)

Santa Catarina

En un ambiente de impotencia y de sed de justicia, la tarde de ayer fueron despedidos en su última morada el hombre y los dos niños que perecieron tras ser baleados el pasado sábado en Santa Catarina.

Fue el panteón municipal, ubicado por la carretera a García, donde con diferencia de dos horas les dieron el último adiós al albañil, a su hijo y a la niña que era conocida de la familia.

Juan Chaires Ramírez, de 40 años, ya descansa en paz al lado del pequeño Juan Fernando Chaires Alvarado, de 5.

Ambos fueron velados en una funeraria que se localiza en el área de La Puerta, en Monterrey. A las 13:00 se ofició misa de cuerpo presente en la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, de la colonia Puerta del Sol, cerca de donde ocurrieron los hechos.

El albañil dejó en el desamparo a su esposa y a un bebé de 7 meses de nacido. Habitaba en una colonia de García, y había acudido el fin de semana a visitar a sus familiares.

Personas allegadas a él repudiaron el triple homicidio, al haber sido ultimados injustamente dos pequeñitos y un hombre que no tenía problemas con nadie.

Había llegado la tarde del sábado junto con su esposa y sus hijos al domicilio de sus familiares, en la calle Marte casi esquina con Mercurio, de la colonia Puerta del Sol.

Las mujeres convivirían en un 'baby shower', y un poco más tarde los varones disfrutarían de un partido de futbol por televisión.

Juan era asiduo aficionado del equipo de los Tigres. Estaba feliz por el torneo realizado, y esperaba verlos triunfar sobre los Pumas... pero no se le concedió.

Por su parte, América de la Paz Manzanares Olvera, de 7 años, fue velada en su domicilio de la calle Sierra Caliza, en la colonia Lomas de Santa Catarina.

A las tres de la tarde fue la misa en su honor en el mismo templo católico, y momentos después el cortejo partió rumbo al panteón que está en la zona industrial de aquel municipio.

Sus vecinos en aquel sector de Santa Catarina manifestaron su impotencia ante el lamentable desenlace, repudiando en todo momento la acción aberrante de los homicidas.

Por el momento continúan las investigaciones de la Procuraduría, con el fin de identificar plenamente y detener a los responsables del ataque.

Dos de ellos fueron señalados bajo los apodos de 'El Robinson' y 'El Mago', quienes llegaron junto con sus cómplices a bordo de dos camionetas y dispararon en repetidas ocasiones.

Presuntamente el ataque iba dirigido contra un primo de Juan Chaires, Miguel Moreno Chaires, 'El Mitos', quien habita en la misma calle y salió del penal apenas el pasado 26 de octubre.