Dos vehículos más, en balacera de Terranova

Las personas que presenciaron la agresión dijero que un automóvil de lujo obstruyó el paso de la camioneta en la que viajaban los oficiales municipales.
Disparos que recibió la camioneta en la que viajaban los oficiales municipales.
Disparos que recibió la camioneta en la que viajaban los oficiales municipales. (Henry Saldaña)

Guadalajara

Un Mercedes Benz blanco fue el que obstruyó el paso de la camioneta Ram, en la que viajaban los dos escoltas de El Salto que participaron en una balacera la tarde del viernes y que le costó la vida a uno de ellos, informaron testigos del hecho.

“Juan”, quien pidió mantener bajo reserva su identidad por motivos de seguridad, narró que “se puso en verde el semáforo y no avanzó [el coche] por lo que aprovecharon los de las metralletas para comenzar a dispararles, se escucharon disparos y los del Mercedes no avanzaban hasta que cayó el policía, ahí fue cuando avanzó, pero despacio”.

Junto con la camioneta Pathfinder, que fue asegurada por el personal de la Fiscalía General del Estado que investiga el caso, también estaba una camioneta tipo Silverado, color negro, en la que se presume lograron escapar los agresores de Julio Nemesio Castorena Jaime, de 39 años de edad, y Fernando Gamiño Plascencia, quien fue reportado como grave.

Según los testigos, de la Pathfinder bajaron dos hombres, que sin mediar palabra comenzaron a disparar contra los oficiales y los hermanos Juan Carlos y María Inés Pacheco Becerra, de origen colombiano, que iban como pasajeros en la Ram.

Los escoltas repelieron la agresión, incluso uno de ellos resguardó a los extranjeros, según lo narrado por los testigos, “al que mataron [Castorena Jaime] se bajó de la parte de atrás del copiloto, para también tirarles, pero los dos que traían las metralletas les tiraron por los lados”.

Tras la agresión Gamiño Plascencia aceleró la marcha de la camioneta dejando agonizante a Castorena Jaime, quien falleció antes de la llegada de los paramédicos que atendieron la emergencia.

“La camioneta negra escoltó a los de la Pathfinder”, fue lo que agregó otro de los testigos que observó el cambio de vehículo de los agresores, quienes dejaron abandonadas dos armas largas, una de ellas chapeada en oro.

La agresión ocurrió en la intersección de avenida México y Terranova, sin embargo, en el cruce de Terranova y Garibaldi, en la puerta de un cajero automático se aprecia uno de los disparos que se presume serían del mismo enfrentamiento.

Por su parte, el agente del Ministerio Público adscrito al Servicio Médico Forense informó que el cadáver de Castorena Jaime ya fue entregado a sus familiares, pues una mujer que se acreditó como hermana del hombre se presentó en la morgue metropolitana para hacer el reclamo e identificación oficial.

El médico legista informó que el oficial falleció a consecuencia de las heridas producidas por proyectil de arma de fuego que sufrió en tórax, mas no se informó la cantidad de disparos que recibió.

En tanto, una fuente cercana a la investigación señaló que Gamiño Plascencia permanecía grave en el Antiguo Hospital Civil, en donde es atendido, desconociéndose si es que ya rindió su declaración.

Guardan silencio

MILENIO JALISCO buscó en repetidas ocasiones a Francisco Javier Aceves Reyes, titular de la Dirección de Seguridad Pública de El Salto, para conocer su versión de los hechos, luego de que el mismo gobierno municipal confirmara que los elementos formaban parte de su grupo de escoltas, sin embargo, el funcionario se negó a brindar información al respecto.

La noche del viernes, el ayuntamiento emitió un comunicado en el que señalaba que efectivamente Castorena Jaime y Gamiño Plascencia eran elementos de su policía y estaban asignados a la vigilancia del director de la corporación, pero que estaban en su día de descanso, por lo que se desconocía qué hacían en el sitio de la agresión.

(Redacción/Guadalajara)