• Regístrate
Estás leyendo: Va Segob por registro de desaparecidos ‘confiable’
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 06:39 Hoy

Va Segob por registro de desaparecidos ‘confiable’

Se unificarán las bases de datos de todo el país; la Comisión Nacional de Búsqueda comenzará a operar con 500 millones de pesos desde enero, informa a MILENIO el subsecretario Roberto Campa.

Publicidad
Publicidad

La Ley contra la Desaparición Forzada, promulgada ayer por el presidente Enrique Peña Nieto, tendrá un presupuesto inicial de 500 millones de pesos para financiar las tareas de búsqueda de todos los desaparecidos, informó Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

En entrevista con MILENIO, explicó que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares todavía alcanzó a entrar en la discusión presupuestal para 2018 y se le aprobaron recursos para crear y comenzar a operar la Comisión Nacional de Búsqueda, nueva instancia que dependerá de la Secretaría de Gobernación, y para unificar las bases de datos de todo el país y financiar la conformación de las instancias estatales en la materia.

“La instrucción que el Presidente dio es que en 60 días estén operando todos los instrumentos que están definidos en la ley”, explicó.

El subsecretario dijo que actualmente sí hay un registro de personas desaparecidas y extraviadas, pero reconoció que a partir de la nueva legislación se debe construir uno más confiable. La tarea será de dicha comisión.

El presupuesto aprobado para 2018 también deberá ser utilizado en el fortalecimiento de las capacidades de la Plataforma México, ya que la ley obliga a que todas las bases de datos, tanto públicas como privadas, que contengan información que pueda ayudar a encontrar a una persona viva o muerta deben estar interconectadas.

“Esto significa información de cárceles para buscar a personas con vida, o de fosas comunes para encontrar a personas sin vida, información sobre migrantes; cruzar con información de huellas digitales de, por ejemplo, el Instituto Nacional Electoral o pasaportes o licencias”, dijo.

Además, se deberá construir un banco genético en el que se concentre toda la información que proporcionen los familiares de una víctima para la búsqueda.

“Que sea una garantía y por ello es el mandato de ley: permanentemente utilizar esa base de datos para poder dar cruces positivos y encontrar a las personas”, afirmó el subsecretario.

SE APOYARÁ A LOS ESTADOS

Campa agregó que el tercer objetivo que se debe cumplir con el presupuesto de 500 mdp para 2018 es apoyar a los gobiernos de los estados en la conformación de sus instancias de búsqueda.

“La ley prevé obligaciones para el gobierno federal, pero también para los gobiernos estatales, (por eso) también se aprobaron recursos para apoyar en estas tareas”, dijo.

A partir de la promulgación de la nueva ley, se cuenta con 60 días para que el gobierno federal ponga en operación todos estos instrumentos, que también incluirán un banco nacional de datos forenses, un programa nacional de exhumaciones e identificación forense, que le corresponde formular a la Procuraduría General de la República, “donde tengamos el registro de fosas regulares y clandestinas, así como el esquema de resguardo de restos”.

LA META: HALLAR A TODOS

—¿Buscar cuántos desaparecidos hay es el objetivo con el que arranca la Comisión Nacional de Búsqueda? —se le preguntó a Campa.

—La Comisión Nacional de Búsqueda tendrá que construir un registro que sea creíble, confiable, y la tarea será encontrar a todas las personas que en este momento están siendo buscadas. La meta está definida por todas las personas que en este momento están desaparecidas y se están buscando —respondió.

—¿Es decir, 30 mil, cifra del actual registro?

—El dato que tenemos en este momento es uno en donde indistintamente hay personas desaparecidas y no localizadas; por ello, definir una meta con los elementos que tenemos en este momento me parece que es arbitrario.

Previamente, en entrevista con Joaquín López Dóriga, Campa había dicho que la actual base de datos con la que cuenta Gobernación integra reportes de 30 mil personas no localizadas, cuya ausencia no necesariamente se enmarca en el supuesto de desaparición, y que en aproximadamente 70 por ciento de esos casos la persona es encontrada.

“Sin embargo, en esa base de datos de 30 mil personas hay registros de años anteriores y naturalmente para esos, para los que tienen una larga data, en muchos de los casos ya aparecieron. Cuando yo refiero que este porcentaje de personas que alguna vez estuvieron en el registro aparecen, me refiero a la información completa del registro”, explicó a MILENIO.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.