En Guerrero liberan a 9 policías comunitarios retenidos

La madrugada de este jueves fueron liberadas nueve personas que permanecían retenidas derivado del conflicto que sostienen el FUSDEG y la UPOEG.

Chilpancingo, Guerrero

La madrugada de este jueves fueron liberadas nueve personas que permanecían retenidas derivado del conflicto que sostienen policías comunitarios de Guerrero.

El Frente Unido por la Seguridad y Desarrollo Social del Estado (FUSDEG) tenía detenidas a cuatro integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), que a su vez retuvo a cinco antagonistas.

Vía comunicado, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Coddehum) refirió que después de varias horas de tensión, a las 00:35 horas del jueves se instaló la primera mesa de negociación con la UPOEG en las instalaciones de la Comisaría Municipal del Ocotito.

En la intervención participó el segundo visitador general, Fernando Esteban Ramírez, así como con autoridades políticas y ministeriales del estado.

Tras la negociación se logró la liberación de cinco integrantes del FUSDEG y los cuatro de la UPOEG. Además se firmó el repliegue de ambos grupos para que la Policía Estatal se encargue de la seguridad en la zona que se disputan.

Entre los acuerdos a los que se llegó para la liberación de los detenidos figuraron: ya no más detenciones de parte del FUSDEG; que el ex alcalde de Chilpancingo, Jorge León Robledo, ya no sea enlace del gobierno del estado; y el cumplimiento de las órdenes de aprehensión que tiene la Fiscalía en contra del FUSDEG.

Durante la tensa jornada jornada, Juan Bernal Barrientos de 53 años, comandante de la UPOEG, había sido retenido y golpeado.

Las autoridades estatales se comprometieron a trasladarlo este jueves a las 10 de la mañana a Chilpancingo, para que se le tomen placas radiográficas por la posible fractura de tabique nasal y costillas. Los gastos médicos serán absorbidos en su totalidad por el gobierno del estado.

Este es el último capítulo del conflicto entre ambos grupos el cual comenzó esta semana con una balacera, en la cual murieron siete policías comunitarios.

Autoridades estatales han expresado su preocupación porque estos hechos escalen aún más, con resultados más violentos y de inestabilidad en la región.


ERM