Rector de UAEM obtiene suspensión contra orden de aprehensión

Un juzgado otorgó la suspensión provisional, por lo que Alejandro Vera Jiménez y su esposa María Elena Ávila Guerrero no podrán ser detenidos; están acusados de enriquecimiento ilícito.

Cuernavaca

El Juzgado Cuarto de Distrito con sede en Cuernavaca otorgó una suspensión provisional contra la orden de aprehensión que pesa contra el rector de la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez y su esposa María Elena Ávila Guerrero por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

La noche de este lunes, Vera y Ávila Guerrero recibieron la protección provisional 1802/2017 con la que se impide su detención por ninguna autoridad como lo intentó hacer la Fiscalía Anticorrupción el fin de semana, por lo que este martes mismo podrían regresar a laborar.

Ricardo García Bravo, abogado de la pareja, subrayó que una vez que las autoridades estatales y federales enteradas de la orden de aprehensión, sean notificadas, tanto Vera como Ávila podrán presentarse en cualquier lugar sin temor a ser detenidos, incluso presentarse a trabajar.

Esta suspensión le permitiría a Vera presidir –incluso- la sesión de consejo universitario que se realizará mañana por la tarde, donde se elegirá al nuevo rector de la UAEM.

Este sábado, la Fiscalía Anticorrupción de Morelos intentó cumplir una orden de aprehensión contra Vera Jiménez y su esposa por el delito de enriquecimiento ilícito, sin embargo, para poder detenerlos, se valieron de una orden de cateo para ingresar a su domicilio pero la pareja no estaba en el inmueble ubicado en el municipio de Emiliano Zapata.

Al mediodía, el fiscal anticorrupción, Juan Salazar Núñez, confirmó que las acciones contra Vera y su esposa se derivan de una investigación que data de hace seis meses y que está relacionada con la extracción irregular de recursos federales de distintas instituciones, conocida como "La Gran Estafa". Concretamente al rector se le acusa de una adjudicación ilegal de más de 400 millones de pesos.

En entrevista, el defensor de Vera Jiménez y su esposa rechazó que sus clientes sean prófugos de la justicia, primero porque esa figura jurídica ya no existe en el nuevo sistema de justicia penal en el país, y tampoco están sustraídos de la acción de la justicia porque el juez no ha agotado todos las formas de búsqueda.

"No satanicemos al rector. La única persona que puede declararlo como sustraído de la justicia es el juez y para que esto pueda ser tienen que agotarse todos los medios de localización de él y de su esposa. Ya cuando no se le localice, ahora sí, ya se le puede declarar sustraído de la acción justicia", apuntó.

Indicó que sus clientes se presentarán ante las autoridades si retiran la orden de aprehensión, ya que está demostrado que Vera Jiménez no huirá pues es un hombre que ha enfrentado los procesos a los que se ha sometido, sin embargo, tanto la orden de aprehensión como la orden de cateo, viola sus derechos constitucionales porque de fondo hay una estrategia jurídica para afectarlos, por eso no los presentamos "porque no los vamos a exponer".

García Bravo indicó que no ha tenido contacto con la pareja y contrariamente a lo que pudiera pensarse, no tiene conocimiento en dónde se encuentran, ni siquiera si están dentro o fuera del país como sugirió la Fiscalía Anticorrupción.

- ¿Sabe dónde está el rector? ¿Está fuera del país?

- No sabría decirte, no tengo comunicación con él. Nos notifican (jurídicamente) a nosotros como sus abogados, por lo que tengo entendido, creo que ellos (la Fiscalía) creen que está en otro país.