Muere brasileño en Cancún por consumo de drogas

Dealberto Da Silva, de 36 años, murió luego de caer de un tercer piso en un edificio de Cancún, según su hermano habían consumido drogas lo que les provocó paranoia y delirio de persecución.

Río de Janeiro

La muerte del turista brasileño que cayó del tercer piso de un edificio en Cancún fue provocada por el consumo de drogas, y no está relacionada con ninguna persecución como se especuló en su momento, afirmó este lunes su hermano.

"La droga acabó con mi vida, la droga me quitó a la persona que más amaba en el mundo, a mi hermano", afirmó Fernando Luís da Silva en declaraciones al programa Fantástico de la TV Globo.

Los hermanos Da Silva, Dealberto, de 36 años, y Fernando, de 33, se encontraban en Cancún para la boda de unos amigos. Luego de la fiesta se fueron de vacaciones a la cercana Playa del Carmen, donde según Fernando, un maratón de excesos nocturnos derivó en un ataque de paranoia y en la posterior tragedia familiar.

La semana pasada, los medios brasileños difundieron un mensaje de voz enviado a través de WhatsApp por Dealberto a sus amigos poco antes de morir, en el que afirmaba que estaba siendo perseguido y sería secuestrado.

"Estoy por ser secuestrado por aquella amiga de Marchetti, la rusa. (...) Estoy pasando frente al hotel The Royal, en Cancún, Playa del Carmen, y todo el mundo me está mirando", dijo Silva, según el mensaje difundido por el canal Globo News.

"Ya está viniendo un auto, ya es extraño. Muy extraño. (...) por favor, avisa a la policía", decía en la grabación, notablemente nervioso.

Su hermano asegura que todo fue producto de una alucinación. "(No estaba siendo perseguido) de forma alguna. La caída de mi hermano, sin dudas, fue accidental. Ciertamente, accidental. Consumí alguna cosa que creo era éxtasis", dijo en la entrevista.

Fernando relató que él mismo sufrió de paranoia después de consumir las drogas, y que ambos corrieron durante "horas" por las calles de Playa del Carmen, escapando de enemigos imaginarios. En determinado momento, se separaron. Y mientras Fernando intentaba calmarse, todavía en la calle, Dealberto subió a un edificio de tres pisos desde donde cayó.

Después de la muerte de Dealberto, el 10 de enero, Fernando estuvo desaparecido durante dos días, según él, todavía bajo los efectos de las drogas.

En un primer momento, la prensa brasileña manejó versiones que apuntaban a traficantes internacionales buscando vengarse de los hermanos.

Originario de Santa Catarina, Fernando regresó a Brasil el pasado jueves.

"Sólo pido perdón a todos, principalmente a Dios. Porque nunca hubiese querido que le pasara esto a mi hermano, jamás", dijo entre lágrimas durante la entrevista.