Aseguran a tres turcos indocumentados en SLP

Viajaban en un tráiler junto a un salvadoreño, su destino: el sueño americano.
Los indocumentados viajaban a bordo de un tráiler.
Los indocumentados viajaban a bordo de un tráiler. (Imelda Torres)

San Luis Potosí

Tres hombres originarios de Turquía y uno de El Salvador pretendían llegar a tierra estadounidense de forma ilegal pero su pretensión quedó en intento al ser detectados por agentes de la Policía Federal y ahora serán regresados a sus países.

Fueron localizados entre los asientos y el camarote de un tracto camión en la carretera federal 57 México – Piedras Negras, en el tramo que va de la ciudad de San Luis Potosí a Matehuala. Pretendían viajar ocultos hasta Ramos Arizpe, Coahuila, para cruzar a la frontera hacia los Estados Unidos.

De acuerdo a información de la misma corporación, en el punto de inspección carretero ubicado en el kilómetro 60, elementos de la Policía Federal tuvieron contacto visual con un vehículo tracto camión marca Frieghtliner, blanco, acoplado a un semirremolque tipo caja cerrada, el que al pasar por el punto de revisión se detuvo su marcha para realizarle una inspección.

Bajó el conductor y al entrevistarlo, refirió llamarse Alan, de 36 años de edad y originario del estado de Nuevo León y mencionó que con un acompañante se dirigía hacia el norte del país.

Para seguir con la revisión de rutina, los uniformados buscaron en la cabina y fue donde vieron a dos personas del sexo masculino que trataban de ocultarse entre los asientos tirados en el piso y al abrir el camarote encontraron a otros dos hombres.

Cuando bajaron del vehículo se les cuestionó sobre su procedencia y estos no podían expresarse claramente, sólo uno de ellos dijo ser originario de la República de El Salvador, en tanto que los otros tres venían desde Turquía.

Dijeron que su destino era el "sueño americano" y su ruta era Ramos Arizpe en Coahuila para de ahí seguir el trayecto hacia tierra estadounidense.

Al no traer ningún documento que acreditara su estancia legal en el país, se les llevó a las instalaciones de la delegación de la Procuraduría General de la República, donde quedaron en calidad de presentados, mientras que el conductor podría estar en serios problemas legales porque quedó a disposición del Ministerio Público de la Federación que será donde se deslinden responsabilidades.

A los indocumentados se les respetó en todo momento sus derechos humanos, se les dio atención médica y será en el Instituto Nacional de Migración donde se siga el trámite para volverlos a sus países de origen.