Les caen tubos de paso a desnivel y se salvan

Un vendedor de nieve y dos jóvenes fueron golpeados por las barras protectoras de paso elevado que fueron derribadas por una camioneta.

Monterrey

Tres personas se salvaron de morir o de resultar gravemente lesionadas al ser golpeadas por unos tubos de un paso a desnivel que derribó una camioneta en el cruce de las avenidas Rangel Frías y Ruiz Cortines.

Alrededor de las 14:30, un sujeto a bordo de una camioneta pickup de modelo antiguo con matrícula RG-72154 que circulaba de sur a norte perdió el control y se estrelló contra los tubos protectores.

Debido al fuerte impacto, los tubos cayeron de una altura de más de cuatro metros lesionando a un menor de 14 años, a otro joven y al vendedor de nieve.

Una de las estructuras también destrozó parte del carrito de nieve y dejó a punto de caer a un poste de una luminaria.

En tanto, más de seis personas que se encontraban en el negocio denominado Tacos Lalo, se asustaron con el accidente y mencionaron que incluso escucharon detonaciones de un arma de fuego.

El responsable del accidente huyó en un taxi, y aún no ha sido localizado por las autoridades.

En los hechos resultaron lesionados el menor José Rodrigo Ponce de León, de 14 años, quien caminaba junto a su hermano, de nueve, a una parada de  camión, ya que se dirigían a su casa ubicada en la colonia Fomerrey 114, en Monterrey, pues ya habían terminado de vender empanadas.

Rodrigo resultó con un golpe en la frente al ser alcanzado por un tubo y fue atendido por paramédicos de la Cruz Verde, sin ser trasladado a un hospital.

En tanto, el vendedor de nieve, identificado como Abel Flores Hernández, de 29 años, sufrió una lesión en uno de los codos.

Por su parte, el joven Alan Martínez también resultó con raspones en sus codos.

Alejandra  Segovia, encargada del negocio de tacos, pidió a las autoridades aplicar mayores sanciones a los conductores que manejen en estado de ebriedad.

Además señaló que en el paso elevado existe un hundimiento que provoca que los conductores pierdan el control.

Comentó que en lo que va del año se han registrado tres accidentes, y el de este domingo, ha sido el más fuerte.

La camioneta quedó totalmente destrozada y en el interior se apreciaron varias latas de cerveza, por lo que no se descarta que el conductor pudiera haber estado ebrio al momento del percance.

Al lugar acudieron elementos de Protección Civil y Tránsito.