La trata, el tercer delito más lucrativo, dice PRD

Urge impulsar acciones legislativas, señala Martínez Neri. Este ilícito solo es superado por el tráfico de drogas y armas, dice.
El legislador perredista.
El legislador perredista. (Araceli López)

México

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri, afirmó que la trata de personas representa el tercer negocio ilícito más lucrativo en el mundo, solo superado por el tráfico de drogas y de armas.

De acuerdo con cifras oficiales, la trata afecta principalmente a menores de edad y las estimaciones más conservadoras advierten que entre 16 mil y 20 mil niñas y niños son víctimas de esclavitud sexual.

No obstante, dijo el legislador, reportes de organizaciones no gubernamentales señalan que la cifra de infantes sujetos a explotación sexual en México asciende a 70 mil, de los cuales 50 mil se ubicarían en las zonas fronterizas y 20 mil más en el resto del país.

Martínez Neri remarcó la necesidad de impulsar más acciones legislativas para abatir la incidencia de ese delito.

"Se requiere fortalecer las instituciones, blindar con un marco jurídico aún más eficaz a las víctimas, promover el trabajo conjunto de diversas dependencias y, sobre todo, eliminar cualquier hecho de corrupción e impunidad", puntualizó.

Subrayó asimismo que los legisladores del PRD continuarán presentando propuestas para modificar y actualizar las normas legales para prevenir y sancionar esas conductas.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados sostuvo que la trata de personas es un delito creciente y derivado de la corrupción, la impunidad y del fenómeno migratorio.

Indicó que entre las dificultades del Estado mexicano para detener esta problemática está la poca o nula identificación de las víctimas, que sumada a la ausencia de mecanismos de registro y debido seguimiento hacen casi imposible tener cifras más exactas.

Recordó que México es país de origen, tránsito y destino de víctimas de trata de personas, "debido a la situación geográfica que presenta y porque es paso obligado de los migrantes que desean llegar a Estados Unidos".

La nueva legislación contra la trata fue uno de los temas pendientes al finalizar el periodo ordinario de sesiones, aun cuando la fracción del PRD y otras bancadas definieron dicho asunto como prioridad.

El grupo parlamentario del PRI decidió suspender la discusión del proyecto avalado previamente por el Senado, debido a los diferendos entre las diversas fuerzas políticas.