• Regístrate
Estás leyendo: Transportistas temen a las carreteras del estado
Comparte esta noticia

Transportistas temen a las carreteras del estado

Seguridad

En Guanajuato, de enero a septiembre de este 2018, se han denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado 21 robos a transportistas
Publicidad
Publicidad

En Guanajuato, de enero a septiembre de este 2018, se han denunciado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado 21 robos a transportistas, de los cuales 16 se cometieron con lujo de violencia, así lo refieren las cifras expuestas en el Sistema Nacional de Seguridad Pública. 


Sin embargo, para los operadores de transporte de carga, en la entidad, al igual que en Veracruz y Puebla, tienen que mantenerse en alerta al ser considerados focos rojos, así lo señaló el gerente operativo de una empresa de transporte, Santiago, quien por seguridad omitió sus apellidos. 


“Hay puntos de interés en color rojo para nosotros, estamos hablado del tramo San Felipe, Guanajuato hacía San Luis; el tramo de Celaya, Guanajuato hasta la ciudad de Querétaro por la autopista inclusive que son los tramos más consecuentes”, dijo. 

 
Para evitar los atracos, los chóferes señalaron que una de las principales medidas de seguridad que han aplicado consiste en no detener su marcha en ambos tramos carreteros, o en su defecto, hay empresas de transporte que tienen como política evitar la carretera libre Celaya- Querétaro, y circular por la autopista de cuota, lo que también señalan, es un riesgo. 

 
“Que no nos paremos en lugares donde esté solo y que nos paremos donde haya movimiento; la libre de San José Agua Azul (Apaseo el Grande) y todo lo que es parte de Celaya”, mencionó el chófer Daniel Esquivel. 

 
En el caso de la vía San Felipe- San Luis Potosí, otra medida es evitarla y rodear hasta Lagos de Moreno, lo que significa retrasos de más de tres horas, es el caso de Omar Castillo, quien tiene que arribar a Silao, donde está la empresa. 

 
“Tenemos prohibido pasarlos, recorrer Silao, San Luis Potosí, por Villa de Reyes, San Felipe y todo eso”, mencionó Omar Castillo, chófer de transporte de carga. 

 
Para otros operadores de transporte de carga, los tramos que comprenden Irapuato, Silao y León, son peligrosos de noche por lo que también evitan detenerse, pese al movimiento que haya, así lo expuso Ernesto a la Torre, otro de los operadores de transporte. 

 
“Lo que es el tramo de Irapuato a León; no se para uno en la noche o no trafica uno en la noche” 


El gerente de operaciones, Santiago, dijo que otra de las medidas son los centros de monitoreo, donde se rastrean las unidades y se prioriza la comunicación con los operadores, y en caso de perder contacto, o percatarse de un desvió de la unidad, mediante un proceso interno se activan los protocolos. 

 
“Si nosotros no llegáramos a tener contacto, inmediatamente, disparamos un operativo federal para descartar que la unidad este en posible robo o robada”, mencionó. 

 
Explicó que hay varias técnicas que aplican las bandas de ladrones para cometer los atracos, más comunes es provocar que los chóferes se detengan, o pierdan el control para salirse de la carretera, mientras disparos que hacen directamente a los parabrisas de los tráileres. 

 
“Otro de los medios más comunes que se están utilizando es en los tramos donde hay cruce, las unidades pierden velocidad como son unidades muy pesadas para tomar una nueva velocidad les toma tiempo entonces en estos cruces, topes o tramos, tienden a estar esperando unidades para abordarlas, amagar al operador y llevárselas”, señaló. 


Agregó que de tratarse de asaltos, en el caso de su empresa, los protocolos señalan que se deben interponer la denuncia ante el Ministerio Público, con lo que coinciden los transportistas, quienes señalan a Guanajuato, como una entidad insegura para los transportistas

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.