Tránsitos de Tampico se rebelan

Los elementos de la corporación pararon labores debido a las deficiencias con las que trabajan desde hace 10 años, si no reciben respuesta no trabajarán en operativos especiales, refieren.
Tránsitos se manifiestan
Tránsitos se manifiestan (Milenio Digital)

Tampico

Los tránsitos de Tampico se rebelaron el lunes a medio día, y amenazaron con dejar de prestar el servicio de vigilancia vial por varios días, si las autoridades no se comprometían a mejorar las prestaciones labores, y darles equipamiento de trabajo.

Los elementos se quejaron de que las patrullas no sirven, no hay suficiente gasolina y hace varios años que no les dan uniforme, pese al alboroto el coordinador de Seguridad Pública no se daba por enterado de la situación.

A medio día unos 40 efectivos se reunieron en los patios de la Dirección de Tránsito, ubicada en la zona norte de la ciudad, para protestar contra la falta de prestaciones laborales. Alegan que es necesario que haya un aumento de salario, pues algunos oficiales ganan poco más de los 2 mil pesos.

Lo anterior, dicen, no les afectaba antes pues ellos recibían un 10 por ciento de las multas que aplicaban por quincena, de tal forma que un elemento podía incluso hasta duplicar su salario, pero desde abril, que ellos fueron acuartelados y sometidos a pruebas de Control y Confianza no tienen el beneficio.

“Este porcentaje se ha dado por mucho tiempo, pero ahorita con eso de que no salimos a trabajar no tenemos un ingreso extra, ahí si es dependiendo del número de multas, nos dan el 10 por ciento, hemos platicado entre nosotros y buscamos lo más pasivo hablar con la autoridad, dijo el oficial Jesús García Hernández, que era apoyado por el resto de los efectivos.

Los tránsitos aseguraron que además de ganar poco, ellos tienen que pagar 245 pesos por un seguir de vida de cobertura más extensa y con indemnización más alta, pues el que les proporciona el municipio apenas es por 50 mil pesos.

Román Leos, Israel Zamora, Héctor Silva, Francisco Mendoza, José Luis Torres, Ismael Castellanos, entre otros elementos, mostraron el mal estado en el que se encuentran las patrullas de Tránsito, de las ocho que existen, sólo tres sirve, y las que todavía circulan tienen los asientos rotos y los radios de comunicación no funcionan.

Asimismo explicaron que los chalecos antibalas ya están caducados, y que hace muchos años que nos les proporcionan uniformes nuevos, por ellos los que portan en la actualidad ya están en muy malas condiciones, todo lo anterior pese a que se trata de elementos certificados por la Secretaría de Seguridad Pública.

“Todo lo tenemos que conseguir nosotros, ver cómo podemos repararlo, no es justo, ya somos elementos certificados, fuimos a  Victoria e hicimos las pruebas y las pasamos como querían, pese a ello no hay un aumento a nuestras percepciones, prestaciones o equipo de trabajo”.

Los elementos amenazaron con parar labores por varios días, incluso aseguraron que no iban a participar en las celebraciones de la independencia ni en el desfile. Al poco rato el secretario del Ayuntamiento llegó a platicar con ellos, y los elementos se reincorporaron a sus actividades.

Por la tarde el coordinador de Seguridad Pública, Hipólito Román López, acudió a dialogar con los elementos viales para tratar de “calmar las aguas”, sin embargo no llegaron a un arreglo.