• Regístrate
Estás leyendo: Tráileres con cadáveres en Jalisco costaron 4 mdp al año
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 19:17 Hoy

Tráileres con cadáveres en Jalisco costaron 4 mdp al año

REPORTAJE

Los depósitos nunca se adaptaron como espacios frigoríficos de forense, con las especificaciones que se requieren para conservar restos humanos.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Los tráileres de la muerte, como les llaman aquí, nunca fueron adaptados para guardar cuerpos en condiciones óptimas: por eso el hedor que desprenden. Por eso la gente descubrió su existencia. Por eso se deterioraron más los cientos de cuerpos, que de por sí habían muerto violentamente. Por eso los choferes y trabajadores del forense se subían a las cajas y pisoteaban los cadáveres como si fueran basura, lodo: porque esos depósitos nunca se adaptaron como espacios frigoríficos de forense, con las especificaciones que se requieren para conservar restos humanos.

Pero eso sí: rentar esos tráileres costaba 20 mil pesos semanales, un millón de pesos al año por cada uno.

***

La renta de contenedores frigoríficos para almacenar cadáveres no es novedad para las autoridades de Jalisco: desde 2015 rentaron al menos cuatro cajas de tráiler para guardar cuerpos, aunque esos vehículos no fueran fabricados para semejante trabajo.

El ex director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses Luis Octavio Cotero señaló que las cajas fueron rentadas por la Fiscalía, entonces a cargo de Raúl Sánchez, quien alquiló diversos tráileres para trasladar y almacenar los cuerpos.

La renta de las cajas frigoríficas se hizo a la empresa de Logística Montes, de Rafael Montes, quien según el portal de transparencia del gobierno estatal es proveedor de diversas dependencias desde 2012.

Alberto Aguilar, de TRT Refrigerados, una empresa con similares servicios a Logística Montes, dice que las capacidades de las cajas son de nueve, 13 y hasta 24 toneladas, y con dimensiones de hasta 53 pies. Sin embargo, informa que no están adaptados para colocar cadáveres humanos.

La caja de un tráiler, como los que la Fiscalía renta desde hace más de dos años, tiene un costo aproximado de 20 mil pesos semanales. Es decir, que la Fiscalía tuvo que pagar alrededor de un millón de pesos por año por cada tráiler. Cuatro millones de pesos por cuatro tráileres desde 2015. Y si se renta con el vehículo y se utiliza para trasladar “productos”, la renta asciende a los 36 mil pesos por semana.

Esos precios incluyen la operación del termo, el aparato que se ubica en el frente de la caja y con capacidad de enfriamiento de -20 grados, “dependiendo también de lo que se coloque en su interior: por ejemplo, si se ponen 24 toneladas de carne de cerdo, ésta no se va a congelar, si acaso se mantendrá a la temperatura con la que fue almacenada en un primer momento”.

Por tratarse de decenas y decenas de cuerpos, la caja no tenía suficiente capacidad para enfriar los cadáveres que se iban descomponiendo más y más.

Pese a que Logística Montes es un proveedor autorizado del gobierno estatal, los pagos a esta empresa por concepto de la renta de cajas no han sido transparentados por la Fiscalía y el dueño de la empresa se rehusó a hablar con MILENIO.

Las imágenes del tráiler, alquilado por la fiscalía y repleto de bolsas con cuerpos encintados, provocaron la indignación de cientos de personas con familiares desaparecidos. El ex director de ese instituto reconoció que “era la Fiscalía la que estaba a cargo de ellos”.

Revela cómo trabajaban:

“Nunca les importó (a las autoridades de la Fiscalía) dónde almacenar los cuerpos, estaban ahí desde hace dos años, tenía médicos que hacían el trabajo de subir y bajar los cuerpos, porque no tenía personal que lo hiciera, nunca me quisieron dar el presupuesto para ello”, afirma Luis Cotero, hoy cesado del forense.

Asegura que en más de una ocasión llamó al gobernador para pedir ayuda, pues sabía que esas cajas no eran un lugar adecuado para el almacenamiento:

—Le dije (al gobernador Aristóteles Sandoval) que había cuerpos en mal estado, que muchos de ellos tenían larvas saliendo de las bolsas…

***

Leonel Arámbula desapareció en octubre del año pasado al sur de Guadalajara y desde entonces su prima Belén Torres acompaña cada semana a doña Rosa al Instituto de Ciencias Forenses para saber si el cuerpo de Leonel aparece. La señora no sabe leer ni escribir, pero recuerda muy bien lo que vestía su hijo el día que desapareció.

Leonel, dice Belén, puede estar en una de las cajas que la Fiscalía rentó.

“El solo imaginar que está ahí mi primo, aunque haya hecho lo que haya hecho, es un ser humano y eso no se vale. Es una rabia pensar que esté ahí en ese tráiler donde los estén pisando, porque se suben y andan entre ellos”, reclama Belén.

El gobernador se comprometió a tener un espacio digno para los cuerpos almacenados a más tardar el 15 de octubre. El nuevo director del IJCF, Carlos Barba, dice que trabajan de manera eficiente para lograr que más familias puedan saber si su familiar esta o no en las instalaciones del instituto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.