Papás de desaparecidos en Tierra Blanca se reunirán hoy con Campa

Bernardo Benítez, padre de uno de los desaparecidos, dijo que saben de la detención de un octavo policía, el cual tendría mayor información sobre el paradero de los jóvenes.
La Fiscalía de Veracruz tiene información de que los policías entregaron a los jóvenes a integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.
Los cinco jóvenes desaparecidos de Tierra Blanca. (Tomada de Facebook)

Ciudad de México

Los padres y familiares de los cinco jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz, se reunirán hoy con el subsecretario de Derechos Humanos de Segob, Roberto Campa, y el Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

"(Campa y Galindo) llegarán alrededor de las 11 de la mañana aquí a Tierra Blanca. Simplemente nos dijeron que nos van a dar avances sobre la investigación", dijo Bernardo Benítez, padre de una de las víctimas, en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Benítez explicó que lo único que saben sobre el caso es que ya detuvieron a un octavo policía.

"Nosotros ya tenemos información de que existe un octavo policía detenido que, al parecer, dio más información. Nosotros ignoramos totalmente esa situación. Sabemos por trascendidos que, al parecer, dio bastante información respecto a los hechos", detalló.

Sobre los resultados de los peritos argentinos, el padre de Bernardo Benítez Arroniz afirmó que, en caso de que confirmen que los restos son de su hijo, lo aceptará.

"Sí los aceptaría. Muchas de las cosas que hemos visto duele pero creemos que sí sucedió más o menos como lo están planteando. Hay que esperar a confirmar la información", aseguró.

El 11 de enero de este año, José Benítez de la O, de 24 años; Mario Arturo Orozco Sánchez, de 27; Alfredo González Díaz y Bernardo Benítez Arróniz, ambos de 25, y Susana, de 16 años, desaparecieron en Tierra Blanca.

Por el caso se han detenido a siete policías y, según análisis de peritos, se hallaron los restos de Bernardo y Alfredo en el rancho El Limón, en Tlalixcoyan. Por esta razón, los padres de Bernardo solicitaron al grupo de peritos argentinos que trabajan en el caso Iguala que analizaran las piezas óseas que las autoridades afirman que son del joven de 25 años.