Tesorera asesinada en Morelos fue asediada por el crimen: autoridades

Yeni Esbeidy Sánchez Ramos había sufrido un intento de extorsión de dos millones de pesos y en otra ocasión fue privada de su libertad.

Cuernavaca

El Gobierno de Morelos, confirmó que la tesorera del municipio de Tlalnepantla, Yeni Esbeidy Sánchez Ramos, asesinada la semana pasada por un grupo armado que al mismo tiempo robó 600 mil pesos de su oficina, ya había sido atacada previamente por la delincuencia organizada que intentó extorsionarla con dos millones de pesos y en otra ocasión la privó de su libertad.

De acuerdo con información oficial proporcionada por la Fiscalía General del estado, Sánchez Ramos, quien recibió el viernes pasado disparos de arma de fuego cuando seis individuos ingresaron a la tesorería municipal para sustraer un botín que hasta el momento ha sido estimado en 600 mil pesos, solicitó el apoyo de la dependencia para hacerle frente al asedio que sufría, incluso inició una denuncia, pero ya no continuó con el trámite.

Mientras familiares y amigos de la ex funcionaria aseguran que las autoridades desoyeron los llamados de Yeni para recibir apoyo, por lo que su asesinato derivaría de haber dejado "expuesta" ante el crimen, el gobierno del estado emitió un comunicado este martes donde niega dicha versión, y confirma que la ex tesorera si fue atendida porque ya tenía asedios criminales previos desde inicios de abril.

El pasado cuatro de abril, "la víctima refirió haber recibido varias llamadas amenazantes los días 01 y 02 de abril, exigiéndole dos millones de pesos a cambio de no hacerle daño a sus familiares", indica un comunicado, que más adelante abunda que Sánchez Ramos también había notificado que "el pasado 26 de marzo había sido privada de su libertad por un grupo de sujetos que le exigió dinero para liberarla. Derivado de la denuncia, familiares comparecieron ante el Ministerio Público en torno a los hechos".