• Regístrate
Estás leyendo: "Tanto huir para que me entregue": 'El Chapo' a agente
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 17:12 Hoy

"Tanto huir para que me entregue": 'El Chapo' a agente

Joaquín Guzmán trató de sobornar al agente que lo detuvo en Los Mochis, Sinaloa, sin embargo, fue entregado a personal de la Marina.
Publicidad
Publicidad

Luego de escapar del penal del Altiplano el 11 de julio de 2015, autoridades buscaron por cinco meses a Joaquín El Chapo Guzmán hasta que un policía federal lo detuvo casi fortuitamente en Sinaloa; "fue un atorón bien", dijo el capo al agente el 8 de enero de 2016, tras intentar sobornarlo para que no lo entregara.

"Ese día se sentía algo raro. A las tres o cuatro de la mañana, comenzamos a escuchar helicópteros cerca, lo que me pareció extraño debido a que Los Mochis es una ciudad pequeña. Me imaginé que podría tratarse de un operativo de Sedena o Marina, pero no más", dijo el agente citado en un comunicado de la Policía Federal.

El oficial trabajaba en el turno de las 23:00 a las 7:00 horas para cubrir de Los Mochis hacia el sur; estaba junto a su compañero a bordo de una patrulla cuando escuchó helicópteros y una balacera. "Pensamos que los disparos podían ser a causa de un enfrentamiento entre delincuentes, pero el radio operador nos informó que había un operativo de Marina y que había que estar pendientes", agregó.

Poco tiempo después, los disparos y el ruido del helicóptero cesaron, recibió un reporte de robo de vehículo en el centro de la ciudad, por lo que les pidieron estar atentos.

"Estaba debajo de la patrulla junto con mi compañero, cuando a los diez minutos vi que venía el carro Focus rojo reportado. '¿Tan pronto? no creo que tan rápido llegue aquí si se lo robaron en el centro', pensé”.
"Solo alcancé a ver los últimos números de la placa y luego corroboré con mi compañero los datos del reporte", explicó.

El agente decidió seguir el vehículo para cerciorarse si se trataba del reportado; cuando lo alcanzó, el Responsable de Turno (RT) se acercó a la puerta del conductor y descendió un hombre.

“Comandante, traigo al patrón, échenme la mano”, le dijo el hombre al RT. Se trataba de  Orso Iván Gastélum Cruz, el Cholo Iván, mano derecha de El Chapo.

El agente caminó y se paró del lado del acompañante del vehículo, abrió la puerta y el pasajero se le quedó viendo. “ah canijo, es El Chapo, pensó.

"Comandante, comandante, échenme la mano", dijo El Chapo al oficial, quien respondió "a ver patrón, bájese tantito".

​El capo bajó del automóvil y el agente lo revisó para saber si cargaba un arma; lo jaló hacia la patrulla y lo esposó.

“¿Por qué comandante? ¿Por qué me esposas? ¿Por qué me tratas así?”-decía Guzmán Loera- “Espérese, espérese, ahorita vemos”, contestó el oficial, quien lo aventó hacia dentro de la patrulla. “Espérese ¿por qué me trata así?”, gritó El Chapo.
“Es El Cholo y acá traigo a El Chapo”-gritó el oficial al RT- "¿Qué vas a hacer?”- respondió su compañero- “Vámonos de aquí, nos van a matar”-sentenció el agente mientras veía a lo lejos un fuerte movimiento de vehículos sobre la carretera.

El Chapo Guzmán pidió a los policías que lo llevaran a Che Ríos, "ahí está mi gente, ahí nos van a apoyar", les dijo. Sin embargo, el agente decidió llevarlo a un hotel donde solían comer, "ahí no nos van a buscar", pensó.

El agente se quedó a solas con Joaquín Guzmán, quien aprovechó para ofrecerle dinero para que no lo entregara.

- Ayúdeme y no va a volver a trabajar. Comandante, dígame qué quiere pero ya écheme la mano, dijo El Chapo.
- Ahorita vemos, ahorita platicamos de eso, respondió el agente.
- Le ofrezco dos o tres empresas de aquí de Sinaloa; es más, le dejo 50 millones de dólares, para que no vuelva a trabajar nunca en su vida, fue la propuesta de Guzmán Loera.
- Ahorita, espérese. Ahorita vemos qué hacemos.
- Comandante, no se vale. Tanto huir y tanto dinero para que usted venga y me entregue. No se vale, dijo Guzmán
- También entiéndame, estoy haciendo mi trabajo. Nadie me dijo que ahí venía usted. Yo soy policía y estoy haciendo mi trabajo. No vaya a creer que alguien me avisó.
- No ya sé. Ese fue un atorón bien.
- Ahí está. Nomás entiéndame que es mi trabajo.
- Está bien comandante.
"Se quedó callado, se agachó y no me volvió a hablar o a ofrecerme algo", detalló el oficial.

Más tarde, llegaron elementos de la Sedena y de la Marina para brindarles apoyo. "Hice lo que debía de hacer. Es El Chapo: detenlo, espósalo y llévatelo. No había otra opción", explicó el agente.

Tras su detención, Guzmán Loera fue recluido en el penal del Altiplano y extraditado a Estados Unidos el 20 de enero de 2017, donde ya inició el juicio en su contra.

RLO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.