• Regístrate
Estás leyendo: Sube robo a transporte en Edomex; pasajeros viajan con miedo
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 03:27 Hoy

Sube robo a transporte en Edomex; pasajeros viajan con miedo

De acuerdo con la fiscalía del Estado de México, en el periodo de enero a julio de 2017 se iniciaron 4 mil 997 carpetas de investigación por este delito en toda la entidad.

1 / 7
Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Lucía enrolla sus billetes para meterlos en una bolsa oculta dentro de la bastilla de su pantalón. Ella misma zurció la prenda de tal manera que el contenido sea invisible. Es quincena, le acaban de pagar y abordará el transporte público sobre Periférico hacia Cuatro Caminos. Sólo deja 100 pesos en la mochila para, en caso de un asalto, dice, "les pueda dar algo y no se enojen, porque siempre vienen armados, ¡sí da miedo!".

Así es como se previene la mujer de 35 años, pues ya la han asaltado dos veces en lo que va del año. Trabaja en una empresa manufacturera de Naucalpan y le pagan en efectivo. Viaja de regreso a casa con dos preocupaciones: el dinero y su vida.

"En la empresa ya le tocó a una chica un intento de violación, estuvo muy grueso, se subieron a asaltar en la micro y ya querían ir sobre ella, pero algo pasó que se largaron, Dios primero que no pasó más", relata antes de abordar el transporte en la Unidad Deportiva Cuauhtémoc, en el tercer municipio más poblado del Estado de México.

La sensación de temor de Lucía por la inseguridad no es sólo percepción, es una realidad.


Según la fiscalía mexiquense, de enero a julio de este año se iniciaron 4 mil 997 carpetas de investigación por robo a transporte público en toda la entidad, es decir, unos 27 casos diarios. De estos, sólo 380 presuntos asaltantes fueron detenidos y se obtuvieron 201 sentencias condenatorias.

En el caso de Naucalpan, en el mismo periodo se registraron 593 asaltos, lo que representa un incremento de 38 por ciento respecto a 2016.

Un fenómeno que se agrava porque no hay una suficiente coordinación policíaca entre los municipios aledaños, admitió la autoridad.

"Habíamos tenido un incremento de robo en transporte público en los últimos meses, de principio de año y hasta julio. Se trata de una situación complicada de controlar, ya que muchas de las rutas que ingresan a Naucalpan traen gente de paso y se suben los delincuentes en Tlalnepantla o en Naucalpan y se bajan en el paradero de Toreo, o en la Ciudad de México.

"Nosotros ponemos filtros en determinados puntos y el delincuente sabe dónde está el filtro, se sube después de que lo ponemos y se baja antes de nuestro siguiente filtro", expone Martín Riestra, comisario de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, en Naucalpan.

Desde hace dos años, en el Estado de México se aplica de manera permanente el Plan Tres (Transporte Estatal Seguro), que consiste en operativos aleatorios donde participan elementos de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, Policía Federal, corporaciones estatales y municipales.

No obstante, Riestra reclama la falta de apoyo del gobierno estatal para el combate a este delito.


"A veces nos falla el apoyo de la policía estatal, pero no por eso vamos a dejar de cumplir con nuestra obligación de los operativos. Tenemos 2 mil 500 policías que se deben repartir en estas diferentes tareas para el municipio. También hemos pedido que el gobierno del estado implemente el transporte con GPS, así como las cámaras en el interior de las unidades, es algo que sólo ha venido anunciando, pero no ha puesto en marcha", sostuvo.

MILENIO buscó a la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana del gobierno mexiquense, pero rechazó dar una postura debido a la cercanía de cambio de gobierno en la entidad.

Según la comisión, desde el inicio del Plan Tres, febrero de 2015 a la fecha, en el Estado de México ha habido 4 mil 5 detenidos por su presunta participación en ilícitos, y 946 en 2017. Los municipios que concentran las detenciones son Ecatepec, con 451 probables responsables; Cuautitlán Izcalli, 444; Toluca, con 420; Naucalpan, 408; y Tlalnepantla, con 367. Para los ciudadanos, la solución no son solo los operativos, sino reglas claras para el transporte público.

"El gobierno del Estado de México no está poniendo en regla el transporte público, porque si los concesionarios tuvieran reglas se obligaría que los choferes denunciaran los ilícitos. Pero no se les obliga a nada y cuando asaltan solo se van contra los usuarios, a los choferes no les hacen nada, por eso la gente cree que son cómplices", señala Julián Orozco, del Observatorio Ciudadano para Prevenir la Violencia y el Delito de Naucalpan.

Además, debido a lo engorroso del proceso para denunciar, las víctimas pueden demorar hasta cinco horas en el Ministerio Público, los ciudadanos prefieren no hacerlo.

Jaime Soberanes, presidente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, reclama que existe complicidad de las autoridades con la delincuencia.

"En la zona industrial, los trabajadores, salen de su trabajo y la policía municipal les echa gas y ellos mismos los roban, lo hemos constatado, o bien, detienen al delincuente y luego se arreglan con él, lo sueltan muy fácil", expuso.

En Naucalpan circulan alrededor de 5 mil 500 unidades de transporte público, en más de 30 rutas que cruzan municipios como Huixquilucan y Tlalnepantla.

Recorren colonias y fraccionamientos como Lomas Verdes, Echegaray, Ciudad Satélite, Santa Cruz Acatlán, Los Remedios, San Mateo, Fuentes de Satélite y San Agustín.

Existen focos rojos en todo el municipio, pero en el Periférico es donde más padecen los asaltos los pasajeros.


Por lo pronto, los transportistas aseguraron que equiparán sus unidades con videocámaras, pero advierten que esa herramienta no funcionará si no hay coordinación tecnológica y estratégica con autoridades municipales.

Mientras eso ocurre, Lucía seguirá escondiendo su dinero.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.