Ningún soldado torturó a ex asesor de la Marina

Ortega Maya denunció que fue martirizado por personal de la PGR y militares el 3 de mayo de 2012 con el propósito de que involucrara al general Tomás Ángeles Dauahare con el cártel de los ...
Gerardo Ortega Maya.
Gerardo Ortega Maya. (Archivo)

México

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) negó que personal bajo su mando haya participado en la detención del abogado José Gerardo Ortega Maya, quien fue asesor de Francisco Saynez Mendoza, ex secretario de Marina.

Por esa razón, Ortega Maya solicitó a la Dirección General de Asuntos Internos de la Visitaduría General de la Procuraduría General de la República (PGR) investigar quién usó uniformes castrenses no solo para detenerlo, sino también para torturarlo.

A través de un mensaje grabado en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, el detenido declaró: “Agradezco y reconozco la labor del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, y del  secretario de Marina, Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, en su lucha por restituir el honor y labor de sus instituciones, con trabajo y justicia y respetando los derechos humanos de nosotros los civiles”.

Ortega Maya denunció que fue martirizado por personal de la PGR y militares el 3 de mayo de 2012 con el propósito de que involucrara al general Tomás Ángeles Dauahare con el cártel de los Beltrán Leyva.

Sin embargo, en el escrito 15914 que la Sedena entregó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se dejó claro que ningún elemento del Ejército participó en la detención ni existe personal que haya contribuido en alguna acción penal contra él.

Lo anterior fue informado por J. Contreras López, general de brigada de Estado Mayor, y por el teniente coronel de infantería Humberto Ortega Ramírez, quienes forman parte del cuartel general Unidad Subordinada y adscrita a la Zona Militar Uno.

En su queja ante la CNDH (que Ángeles Dauahare usó para su defensa), el yerno del ex secretario de Marina Luis Carlos Ruano Angulo señaló al teniente coronel Avigaí Vargas Tirado y a otros militares de colaborar con la Seido) para sembrarles armas y golpearlo.