Pide Tribunal de Justicia del DF presupuesto de 11 mil mdp

El presidente del TSJDF, Edgar Elías Azar, dijo a asambleístas que con esos recursos se terminarán de construir cuatro edificios que se requieren para juicios orales en casos de delitos graves.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Édgar Elías Azar, recordó que en enero se implementarán ya los juicios orales para delitos graves o de querella.
El presidente del Tribunal insistió en que “la reforma penal va a entrar lapidariamente y se requiere forzosamente de infraestructura que se necesita para poderle hacer frente”. (Especial-Archivo)

Ciudad de México

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, solicitó a asambleístas un presupuesto de 11 mil 751 millones de pesos para la operación de la reforma constitucional en materia penal que entra en vigor en enero de 2015.

Al reunirse con integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), expuso que con esos recursos se terminarán de construir cuatro edificios que se requieren para juicios orales en casos de delitos graves.

"Nosotros requerimos 11 mil millones de pesos para la operación del tribunal, de esos fácilmente son entre cuatro a cinco mil millones de pesos de infraestructura y edificios nuevos y gastos de operación y equipos electrónicos, etcétera", dijo.

Reconoció sin embargo la inviabilidad de que se otorguen esos recursos, pues recordó que la Secretaría de Finanzas propuso a la ALDF un monto de cuatro mil 260 millones de pesos y 196.6 millones de pesos para el Consejo de la Judicatura, lo cual calificó como insuficiente.

"Si no se generan los recursos suficientes para la construcción de la infraestructura de la reforma penal pues, digo, no vamos a poder entrar en operación y no es posible bajo ninguna circunstancia que la Ciudad de México carezca de jueces, careciendo de jueces no habría quién juzgue", advirtió a los diputados locales.

Insistió en que "la reforma penal va a entrar lapidariamente y se requiere forzosamente de infraestructura que se necesita para poderle hacer frente".

En ese sentido, indicó que los recursos propuestos por el Gobierno del Distrito Federal representan 2.5 por ciento del presupuesto total de la ciudad, aunque que TSJDF requeriría al menos de un cinco por ciento para su operación y siete por ciento para atender los procesos orales de manera integral.

Insistió que se requieren recursos para obras en los reclusorios preventivos Oriente, Sur y Norte, además de la penitenciaría de Santa Martha Acatitla, donde se necesitan salas de audiencia y unidades de gestión administrativa, además de la contratación de jueces.

Subrayó la necesidad de recursos suficientes para la ejecución de los juzgados de sanciones en el Reclusorio Oriente; para llevar a cabo la reforma familiar aprobada el 9 de junio de 2014 a fin de que los 127 juzgados familiares atiendan el 89 por ciento de la carga en la materia; y para la reforma civil se prevé la operación de 20 juzgados orales.

Agregó que aún así para el 15 de enero entrará en vigor la reforma, a lo largo del año se construirán los cuatro edificios en los reclusorios y en 2016 se prevé estén equipados con la infraestructura tecnológica y mobiliario para que entren en operación ese mismo año.

"No corre ningún riesgo la implementación, el 15 de enero entramos a los delitos no graves, tendremos 100 salas prácticamente abiertas", recalcó en entrevista.